Las dos menores de edad de 14 y 16 años, que presuntamente fueron raptadas por dos payasos después de una fiesta de bautizo, fueron localizadas y los hombres detenidos.El 28 de septiembre, las dos menores salieron de su domicilio ubicado en la alcaldía de Iztapalapa con dos personas que habían sido contratados por sus familiares como animadores, dichas personas responden a los nombres de Roberto Carlos Fuentes Hernández y Juan Hernández González.

La Policía de Investigación tuvo conocimiento que las menores y sus acompañantes se trasladaron al municipio de Ciudad Serdán en el estado de Puebla, abordo de un vehículo, el cual era conducido por Roberto Carlos Fuentes Hernández, quien también daba el servicio como taxista de una aplicación.

El vehículo lo vendieron en Puebla para tener recursos y trasladarse después al estado de Veracruz, pero pasarían a la Ciudad de México.

La Policía ubicó a las menores y a sus acompañantes en la central de autobuses y los detuvo para trasladarlos a la Fiscalía Especializada en la Búsqueda de Personas.Los hombres son acusados de sustracción de menores y se investiga si las víctimas sufrieron algún tipo de agresión sexual o violencia.

En mayo fueron vinculados a proceso dos payasos detenidos en el Estado de México, acusados de intentar robarse a una niña. En la audiencia de prórroga de plazo constitucional, en los juzgados de Control del Distrito Judicial de Nezahualcóyotl, la Fiscalía presentó la acusación en contra de los payasos con base en declaraciones.

Señalaron que el 21 de mayo de 2019, antes de las 8 de la noche, Gerardo y Ulises llegaron a la calle de Álgebra entre Juárez y Pantitlán a bordo de una motoneta, vestidos como payasos. En el lugar se encontraban algunos niños que, al verlos, se les acercaron.

A una pequeña de siete años de edad la cargaron de la cintura y la subieron a la moto.Nosotros estamos convencidos de que ellos son inocentes”, dijo Arturo Jiménez, abogado de Tamborín y Tony Pecas.

Los payasos fueron detenidos minutos más tarde en Juárez y avenida Riva Palacio. Los abogados de los payasos Tamborín y Tony Pecas, presentaron ante el juez testimonios, videos y fotografías para comprobar que son payasos profesionales y que habían sido contratados en la zona.

Acudió a declarar el payaso Ángel Iván, quien fue detenido el mismo día que Gerardo y Ulises, por su presunta participación en la privación de la libertad de una niña.Me empezaron a decir, tú eres uno de los secuestradores que secuestran a las niñas”, indicó Ángel Iván Bravo, payaso. Horas después se comprobó que no conocía a los otros dos payasos y fue liberado tras el pago de una multa de 800 pesos por escandalizar en vía pública.