En los últimos dos años, en la región de Puebla - Tlaxcala se han contabilizado un total de 53 muertes de policías en el cumplimiento de su deber, de los cuales la mayoría se han presentado en enfrentamientos con grupos criminales en la entidad poblana.

De acuerdo al recuento de Policías Asesinados, que ha realizado la organización Causa en Común, da cuenta que en Puebla, durante el 2018, se registraron un total de 28 muertes de efectivos policiacos durante el desempeño de sus funciones; de las cuales una se registró en el mes de marzo, nueve en el mes de junio; 10 en el mes de julio; tres en el mes de agosto y cinco en el mes de septiembre.

Entre más destacadas fueron la del 15 de junio donde seis policías fueron asesinados durante un enfrentamiento con huachicoleros en el municipio de Amozoc; la del 18 de julio donde asesinaron a dos policías durante un enfrentamiento en Tepeyahualco; el 28 de julio en Huauchinango donde cinco policías fueron ultimados; y el 26 de septiembre en Acatlán de Osorio donde asesinaros a dos elementos federales.

Para el 2019, la cifra se redujo ya que en lo que va del año se han registrado 16 muertes de elementos policiacos; uno se registró en enero, tres más en febrero, cinco más en abril; cuatro en junio y tres en julio. Estos asesinatos se han dado en San Salvador; Los Reyes de Juárez, Yahualtepec, Jolalpan, San José Chiapa, Puebla, Acatzingo, Ahuazoteopec, La Magdalena Tlatlahuquitepec, Tehuacan y Guadalupe Santa Ana.

En el caso de Tlaxcala, la cifra ha sido menor, ya que durante el 2018 se registraron la muerte de tres policías, mientras que en lo que va de este 2019, se han presentado nueve muertes de efectivos policiacos.

Durante el año pasado fallecieron el 19 de abril Maurilio Vargas Lima y Osvaldo Camacho Amador en el municipio de Zacatelco en un enfrentamiento con huachicoleros; y el 10 de noviembre Vladimir Pérez Pérez murió en el municipio de Tequexquitla; mientras que en este año han fallecido, el ocho de marzo.

Eleazar N., y Ocotlan N. en el municipio de Santa Cruz Quilehtla; el siete de abril murió en Tequexquitla, Humberto Arcovendiz Vázquez. El 19 de abril en Teolocholco fueron ultimados Maurilio N., y Osvaldo N., en Teolocholco, y el más reciente fue el 11 de julio, cuando un policía fue baleado para evitar un rapto en el municipio de Tetla de la Solidaridad.