Tras un fuerte operativo, elementos de la Policía Federal (PF), Guardia Nacional (GN) y de la Fiscalía General de la República (FGR), lograron desarticular una red internacional de trata de personas con fines de explotación sexual, que operaba en Tlaxcala, Puebla y en otras entidades del país.

En el mismo operativo, las fuerzas de seguridad, además lograron liberar a ocho migrantes hondureños.

De acuerdo a información difundida por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, la División de Investigación de la Policía Federal ubicó a los integrantes de una familia tlaxcalteca que formaban parte de esta red que tenía presencia en ciudades de Puebla y Morelos, así como Tijuana, Tabasco, San Luis Potosí-

La dependencia informó que “derivado de su historial financiero se logró ubicar a quienes fungían como prestanombres y recibían depósitos bancarios de las víctimas; además tuvieron conocimiento de que las víctimas eran enganchadas mediante el enamoramiento para posteriormente obligarlas a prostituirse en las ciudades en mención hasta cubrir con una cuota".

Con la información recabada, y luego de obtener las órdenes de cateo y de aprehensión, las corporaciones federales llevaron a cabo operativos simultáneos en nueve inmuebles donde cumplimentaron siete órdenes de aprehensión en contra de dos hombres y cinco mujeres, quienes fueron detenidos en el municipio de Acuamanala; mientras que el otro hombre, fue detenido en un hotel del centro de la ciudad de Puebla.

En tanto, en el operativo realizado en la entidad tlaxcalteca, rescataron a ocho migrantes hondureños, quienes se encontraban en buen estado de salud y al igual que los detenidos, fueron presentados ante la autoridad ministerial correspondiente.

El fuerte operativo se llevó a cabo en días pasados, a pocos días de haber iniciado funciones la Guardia Nacional en todo el país, además de que no contaron con el respaldo o acompañamiento de las autoridades estatales.