El ex gobernador de Puebla, Mario Marín Torres obtuvo un amparo contra la orden de aprehensión que existe en su contra por el delito de tortura, esto como parte del juicio que emprendió contra el la periodista Lydia Cacho.

La juez Rosa María Cervantes Mejía, titular del Juzgado Decimosegundo de Distrito de Amparo en Materia Penal concedió la suspensión dentro del expediente 370/2019, radicado el pasado  7 de mayo de 2019. 

De acuerdo con información publicada por Organización Editorial Mexicana (OEM), el amparo no tiene efecto alguno a favor del priísta, porque no impide que sea detenidos pues el delito que se le imputa es grave y "fue consignado bajo el sistema de justicia penal mixto". Tampoco alcanza la libertad bajo caución.

El pasado 11 de abril, un tribunal unitario de Quintana Roo libró orden de aprehensión en contra del ex gobernador, así como de Adolfo Karam Beltrán y de Julián Sánchez Moreno, ex jefes de la policía local y de mandamientos Judiciales de la Procuraduría estatal, respectivamente, y del empresario textilero Kamel Nacif Borge.

Esto por estar involucrados en los agravios contra la comunicadora tras la publicación de su libro Los Demonios del Edén.

También es necesario señalar que la Fiscalía General de la República (FGR) confirmó que la Interpol ya busca al ex mandatario poblano, así como a otros involucrados en el caso.