Una docente se presentó ante el Ministerio Publicó de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), para denunciar que fue victima de acoso sexual por parte del director de la institución donde trabaja, por lo que hizo lo necesario para que se abriera una carpeta de investigación con el objetivo de sancionar al señalado.

La víctima responde al nombre de María del Socorro N., quien se desempeña como docente del área de ciencias sociales en la escuela Secundaria Técnica número 56 de San Lorenzo Axocomanitla, relató que desde hace varios meses el director de la institución José Juan N., ha tocado sus partes íntimas obligatoriamente y la ha condicionado para que se sea su pareja sentimental.

Ante el rechazo, el directivo emprendió una seria de acciones para presuntamente afectarla, tanto que no ha percibido su salario por las horas que imparte la materia en dicha escuela desde hace cuatro meses.

“Me siento con la obligación de denunciar los actos de violencia institucional, laboral y acoso sexual, de los que he venido siendo víctima desde el pasado mes de septiembre, de dos mil dieciocho, todo empezó a un padecimiento crónico de salud que presento desde hace tiempo, he tenido que faltar para acudir con regularidad a mi tratamiento médico en el ISSSTE, situación que desde un inicio quiso aprovechar el director ya que en diversas ocasiones me ofreció apoyo en cualquier problemática, siempre recalcando su poder y su influencia, pero dejándome en claro a las condiciones que tendría que someter al aceptar su ayuda, refiriéndose siempre a favores sexuales o tratamientos de demostraciones cariñosas, sin embargo al dejarle en claro mi rechazo total hacia sus intenciones”, aseveró.

Ante la negativa el director se negó a recibir sus constancias medicas generando problemas administrativos que fueron reportados directamente a la Secretaria de Educación Pública del Estado (SEPE).

“El diez de septiembre, el Director me saludó en el área administrativa que colinda con sus oficinas, y me solicito hablar conmigo sobre un asunto importante para luego encerrarme en la Dirección y decirme que no era nada que solo quería saludarme porque yo nunca pasaba a hacerlo y en ese momento aprovechándose que nadie nos veía se abalanzó contra mí para manosear mi cuerpo y forzarme a darle un beso, al tiempo que me ofendía y me decía que soy una maestra arrogante y altanera que si acaso no me doy cuenta que debía portarme complaciente si es que no quería tener problemas en mi trabajo, que él era la autoridad en en la escuela y que en su escuela se hace lo que él manda”, señaló.

Finalmente relató a que al buscar ayuda con el jefe del departamento de técnicas de la SEP, David Palma Sánchez, puso en tela de juicio su integridad como persona y como trabajadora, minimizando el acoso sexual y laboral al que ha sido sometida.