El uso de desinfectantes es innecesario en la mayoría de las situaciones cotidianas para combatir al coronavirus, aunque se venden como rosquillas. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE UU (CDC) han repasado todas las evidencias científicas sobre contagio de covid por superficies y concluyen que basta con limpiar con jabón o detergente común. Sobre todo, porque el riesgo de contagio por esa vía, por tocar una superficie contaminada es muy, muy raro. Los CDC se atreven a poner una cifra: menos de un contagio por cada 10.000 veces que se toque un punto con coronavirus.

Los CDC ya dejaban claro desde hace tiempo que el riesgo de infección por esta vía es muy poco probable, pero ahora han realizado un análisis específico. “Debido a los muchos factores que afectan la eficiencia de la transmisión ambiental, el riesgo relativo de transmisión por fómites del SARS-CoV-2 se considera bajo en comparación con el contacto directo, la transmisión por gotitas o la transmisión aérea”, señalan en su revisión. Fómites es como se denomina a este modo de contagio, mientras que se sigue considerando lo más peligroso el contacto directo con una persona contagiada, que al hablar, toser, etcétera, genera gotitas de distintos tamaños que pueden ser inhaladas por otra persona. Los CDC resaltan que las mascarillas y la higiene de manos también son una buena estrategia contra el posible contagio por superficies.

TE RECOMENDAMOS: Un tercio de contagiados COVID19 sufre males neurológicos o psicológicos

El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) también señala en sus guías que esta vía de contagio es la menos probable y destaca que no se ha registrado, después de millones de enfermos en todo el mundo, ningún caso de infección por fómites. Los CDC indican además que, como sucede con el contagio al inhalar el virus en suspensión, los exteriores también son menos peligrosos para la infección por superficies “debido a la dilución y el movimiento del aire, así como a las condiciones ambientales más difíciles, como la luz solar”.

Todos los organismos y autoridades sanitarias desaconsejan la fumigación o nebulización de lugares y este documento de los CDC vuelve a insistir en que ni es útil ni seguro. Y solo recomienda el uso de desinfectantes especiales, más allá del jabón normal, “en situaciones en las que ha habido un caso sospechoso o confirmado de COVID-19 en interiores dentro de las últimas 24 horas”.