Los contenedores térmicos en los que Pfizer distribuirá su vacuna tienen el tamaño de una maleta de viaje y una capacidad de hasta 975 viales, que irán acompañados de hielo seco para mantener las dosis a 80 grados bajo cero.

Además, cada caja llevará un sensor y un GPS para que se pueda controlar la temperatura y su ubicación durante el trayecto. La farmacéutica Pfizer y su socio alemán BioNTech anunciaron este lunes que su vacuna contra la covid-19 es “eficaz en un 90%”, según un primer análisis intermedio sin publicar en revistas científicas, pero revisado por un panel de expertos ajenos.

Tras el anuncio de la farmacéutica, las Bolsas se dispararon al alza. Pero uno de los principales problemas de este innovador producto, basado en tecnología de ARN mensajero (ARNm), es que tiene que ser transportado y almacenado a temperaturas bajo cero a cientos o miles de kilómetros y en todo tipo de condiciones climatológicas.

Para lograrlo, Pfizer ha creado un complejo sistema logístico en el que involucra a compañías áreas y de transporte y en el que jugarán un papel protagonista estos contenedores.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anuncó este martes que la Unión ha cerrado un acuerdo para comprar 300 millones de dosis de la vacuna de Pfizer.

De ellas, 20 millones irán a España para vacunar a 10 millones de personas, según explicó el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que espera que lleguen a principios de 2021