En los últimos tres años la Secretaría de Salud de Tlaxcala (SESA) ha diagnosticado 144 casos de Parkinson y 33 casos de enfermedad de Alzheimer, de los cuales, 37 y 9 casos, respectivamente, fueron diagnosticados en lo que va de 2020.

El Parkinson y el Alzheimer son dos de las enfermedades neurodegenerativas que han tenido notoriedad en los últimos años, debido a que están vinculadas a la población adulta mayor en medio de uno de los cambios generacionales más amplios.

En lo que va de 2020, en Puebla se registraron 97 pacientes con Parkinson y 22 con Alzheimer, lo que representa un número menor a 2019 que fue de 213 y 42 casos, respectivamente, y un acumulado bianual de 374 casos.

Aunque los estados de Puebla y Tlaxcala están lejos de tener el mayor número de pacientes o la mayor tasa, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte sobre la implementación de procedimientos especiales en tiempos de COVID19 y del desarrollo de infraestructura y métodos de atención en los sectores de salud pública. Al cierre de la semana epidemiológica 41 (del 4 al 10 de octubre), el boletín de la Secretaría de Salud federal (SSa) señala que, en los casos de Parkinson en Puebla y Tlaxcala, el 51 por ciento se da en los hombres. Sin embargo, según las estadísticas, en Puebla la enfermedad de Alzheimer es 125 por ciento mayor en mujeres en Puebla.

En total, ambas entidades suman 518 casos por estas dos enfermedades registradas entre 2018 y 2020.

Estas son dos de las siete enfermedades neurodegenerativas más peligrosas que afectan las funciones físicas básicas y llevan al paciente a la dependencia total de otras personas, así como de medicamentos periódicos y terapias que frenan el aceleramiento de la enfermedad pero no lo detienen.

De acuerdo al catálogo de enfermedades neurodegenerativas, el Alzheimer es una enfermedad que degenera las células nerviosas del cerebro y disminuye la masa cerebral, lo que se manifiesta en pérdida de memoria, desorientación temporal y espacial y el deterioro intelectual y personal.

Por su parte, la enfermedad de Párkinson afecta el sistema nervioso provocando temblores en las extremidades que pueden llegar a la rigidez o disminución total del movimiento.