Podríamos decir que es una señal de los tiempos: las marcas coreanas de productos para el cuidado de la piel Dr. Jart+ y Peach & Lily ofrecen colecciones de “básicos para el acné por mascarilla” en sus sitios en internet. El proveedor de parches Hero Cosmetics publicó recientemente un artículo acerca del acné por cubrebocas en su blog, pero no desestimes este tipo de acné —acné e irritación debido al uso de mascarilla— por considerarlo una invención para comercializar productos para el cuidado de la piel.

“Es real”, dijo Mona Gohara, profesora adjunta de práctica clínica de Dermatología en la Facultad de Medicina de Yale. Ella misma ha padecido de este tipo de acné a causa de su mascarilla de tres capas: un KN95 (parecido a un N95) con una mascarilla quirúrgica sobrepuesta para mantenerlo limpio, además de una careta para realizar algunos procedimientos.

“Ay, Dios mío, puedes sentir cómo empiezan a formarse cosas con la grasa y el sudor pululando por ahí”, afirmó Gohara.

El acné por mascarilla —el acné más común es el acné mecánico, también conocido como el tipo de acné que afecta a un jugador de fútbol americano en las zonas que roza el casco— además tiene la importancia suficiente para que la fuerza especial de la COVID-19 de la Academia Americana de Dermatología de Estados Unidos (AAD, por su sigla en inglés) sintiera la necesidad de emitir recomendaciones al respecto.

Los trabajadores de primera línea en el sector salud y otros ámbitos son los que se encuentran en mayor riesgo debido a que sus mascarillas están más ajustadas y las usan durante periodos más extensos. Una carta de investigación publicada en el periódico Journal of the American Academy of Dermatology informó que al menos el 83 por ciento de los trabajadores de la salud en Hubei, China, padecían problemas dermatológicos en el rostro. Anecdóticamente, los médicos también reportaron un incremento en los brotes de acné en personas que no pertenecían al sector salud.

“Las conversaciones acerca del tema han alcanzado un nivel récord en mis consultas y en mi buzón de mensajes directos en Instagram”, aseguró en un correo electrónico Whitney Bowe, dermatóloga de la ciudad de Nueva York. Eso es porque las mascarillas pueden empeorar problemas dermatológicos existentes u ocasionar nuevos. A eso agrégale el calor y la humedad y tienes como resultado una placa de Petri para el cultivo de brotes.

¿Cómo evitar el acné por mascarilla? Sigue leyendo

1. Ten en cuenta el tipo de mascarilla que utilizas.

Solo tú puedes decidir cómo deseas equilibrar la importancia del material de la mascarilla con el nivel de protección que te ofrecerá, pero los dermatólogos recomiendan utilizar telas que sean cien por ciento algodón porque permiten que tu piel respire un poco. Si la temperatura aumenta y sudas más, deberás mantener tu mascarilla limpia.

“Tienes que tratarlo como si fuera ropa interior y lavarla con frecuencia”, dijo Candrice Heath, profesora adjunta de dermatología en la Facultad de Medicina Lewis Katz en Temple University. “No quieres que toda esa grasa, sudor y suciedad se queden ahí y vuelvas a colocarlas sobre tu piel constantemente”.

2. Mejora tu rutina de cuidado de la piel.

De cualquier modo, muchos de nosotros utilizamos demasiados productos de belleza, así que considera el uso de la mascarilla como un buen pretexto para adoptar una rutina básica de cuidado de la piel: un limpiador suave que no contenga jabón y un humectante ligero sin fragancia.

Nota completa AQUÍ.