El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla informa que estudios médicos realizados a pacientes convalecientes de COVID-19, han detectado que los signos vitales pueden registrar parámetros normales, sin embargo, algunas molestias pueden persistir.

El médico internista del Hospital General de Zona (HGZ) No. 20 “La Margarita”, Emmanuel Cruz Morales, precisó que los síntomas asociados más comunes son: dolor de cabeza y garganta, sensación o dificultad para respirar, cansancio extremo, dificultad para tragar e incluso para hablar.


El tiempo que persistirá el malestar depende de cada paciente; estudios en China e Italia señalan que pueden durar entre tres y seis meses, pero también puede ser menos porque cada organismo reacciona de manera diferente.

Asimismo, dependerá del grado de dificultad para respirar que presentó el paciente, si tiene insuficiencia cardiaca o requirió más tiempo de hospitalización; también de si padece enfermedades crónico degenerativas o inmunológicas, ya que tienen mayor riesgo de persistir con la sintomatología.

Sin embargo, también están relacionadas con situaciones emocionales o de ansiedad, sobre todo en aquellos que requirieron de cuidados intensivos, por ello es importante tomar en cuenta la parte psicológica.

Por último, el especialista recomendó acudir con el médico de su Unidad de Medicina Familiar, para que le brinde un tratamiento de acuerdo con sus antecedentes clínicos y disminuya el malestar.