México cuenta con 145 laboratorios públicos, privados y pertenecientes a instituciones académicas, que certificados por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos, (INDRE), están autorizados para aplicar pruebas.

Ante la pandemia de covid-19, nuestro país cuenta con 145 laboratorios públicos, privados y pertenecientes a instituciones académicas, que certificados por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos, (INDRE), están autorizados para aplicar pruebas que detectan casos positivos de coronavirus.

TIPOS DE PRUEBAS

Para realizar una prueba, con la intención de detectar un caso positivo de coronavirus, lo recomendable es apoyarse en un médico especialista que nos oriente para saber la viabilidad de su aplicación. No obstante, vale la pena conocer los tipos de pruebas que existen en nuestro país.

PRUEBAS PCR SON IDEALES PARA LA DETECCIÓN DE COVID-19


En entrevista con Excélsior, Ofelia Rosales Del Real, infectóloga egresada del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” (INCMNSZ), señaló que la prueba más confiable y autorizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para la detección de covid-19 es la denominada PCR (por sus siglas en inglés Reacción en Cadena de la Polimerasa). Esta prueba molecular, es considerada el estudio de referencia en nuestro país, porque tiene la capacidad de detectar el ARN (ácido ribonucleico) o material genético del virus y en consecuencia, determina si está presente en el organismo.

Para obtener la muestra, lo ideal es tomar -con un hisopo largo- fluidos de garganta y nariz, como cuando se realiza un exudado nasofaríngeo, para que exista la mayor sensibilidad posible. Con el objetivo de lograr la mayor confiabilidad en los resultados, la prueba debe realizarse, mínimo un día y medio después de presentar los primeros síntomas y hasta los siete días, de haber iniciado con la enfermedad.

“Si ya tengo los síntomas de covid-19 tos, fiebre, dolor de cuerpo, dolor de cabeza, lo recomendable es hacer la prueba PCR, ya que haya pasado un día y medio o bien, a partir del segundo día, que es cuando la cantidad de virus es más grande y la probabilidad de que la prueba molecular sea positiva es mayor.

“Si se aplica antes, puede dar un resultado negativo y la persona se confía en que no tiene la enfermedad, pero si la prueba se hace después de una semana de haber iniciado con los síntomas, ya no da positivo.

“También es importante señalar que existen casos de pacientes graves que tardan hasta tres semanas en depurar el virus, pero no son necesariamente contagiosos, porque la prueba detecta al virus, pero no nos dice si está muerto o vivo.

“Y algunos estudios señalan que el virus podría perder viabilidad como a los siete días de inicio de los síntomas, lo que se debe tomar con mucha reserva, porque a pesar de la información que existe y del alto número de estudios, existen muchos datos contradictorios”, detalló.

La infectóloga,
añadió que existen dos tipos de pruebas PCR, cuya diferencia tan solo radica, en el tiempo que tarda en salir el resultado. “Ya existen las pruebas PCR automatizadas, cuyos resultados pueden estar listos en cuatro o seis horas, ya que la muestra se deposita en un dispositivo que automáticamente analiza la muestra. A diferencia de la prueba tradicional, que podría tardar hasta doce horas en dar el resultado”,indicó.

PRUEBAS SEROLÓGICAS NO DIAGNOSTICAN COVID-19

Hasta el pasado mes de Junio, la Comisión Federal contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) había autorizado el uso de 9 pruebas serológicas. Dichos análisis que también son conocidos como “pruebas rápidas”- porque pueden dar los resultados en cuestión de minutos- detectan en la sangre las inmunoglobulinas IgG e IgM que son los anticuerpos que genera el cuerpo ante una enfermedad. Al respecto, la infectóloga, Ofelia Rosales del Real, señaló que las pruebas serológicas no deben ser utilizadas para el diagnóstico de casos de covid-19, porque en lugar de reportar la presencia del virus, detectan lo que el cuerpo registró en su memoria inmunológica, después de haber estado contagiado.

No obstante, enfatizó que también la detección de una posible inmunidad ante el coronavirus, no es determinante, porque además de que todavía se desconocen muchos aspectos de esta nueva cepa, todo depende del estado del sistema inmunológico de cada persona y del periodo en que se tome la muestra en la sangre.

Por lo tanto, lo que sí podrían confirmar las pruebas serológicas, es que una persona, se infectó del virus SARS-CoV-2 y no tuvo síntomas, o sólo presentó sintomatología leve. “Quiero evitar que se piense que tener un IgM o un IgG, te da inmunidad contra el virus y que ya no te va a volver a dar, porque de eso no podemos estar seguros al cien por ciento todavía, ni tampoco por cuánto tiempo vamos a ser inmunes. “La prueba de anticuerpos, te sirve para satisfacer la duda, en torno a, si ese resfriado que tuviste hace dos semanas, podría haber sido covid-19. “

Además, cuando hablamos específicamente de la IgG, sabemos que si es positiva, teóricamente se tiene una protección inmunológica de dos a tres meses, pero todavía no hay certeza de lo que va a pasar durante esos tres meses.

O si la persona se va a volver a contagiar, cuando terminen esos tres meses de inmunidad “Nada es mejor que la sana distancia y medidas de higiene para evitar infectarnos de coronavirus, porque todavía hay un gran vacío de información en torno a lo que puede suceder a largo plazo con esta inmunidad”, señaló la infectóloga.