Especialistas de la Secretaría de Salud de Guanajuato trabajan en una carrera contra el tiempo para poder aplicar plasma de personas que se han contagiado de coronavirus y ahora se han curado, a gente enferma en muy mal estado de salud. Se trata de un tratamiento rápido y sobre todo muy económico, incluso otros estados han solicitado el protocolo a Guanajuato ya que está aprobado por el comité de ética. Y básicamente podrían comenzarlo a aplicar ya mismo, pero la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios –Cofepris- no ha liberado las autorizaciones todavía.

De acuerdo con el Director del Centro Estatal de Medicina Transfusional de Guanajuato, Gerardo Torres Salgado, apenas el pasado miércoles Cofepris permitió algunas de las pruebas con plasma pero todavía está en trámite porque es un protocolo de investigación, “o sea yo he captado plasmas, pero no los he administrado”.

Gerardo Torres dijo que realmente lo que falta es sortear el proceso burocrático, porque la experiencia científica ya se tiene, tomando los ejemplos de Estados Unidos.

“Yo en cuanto tenga las pruebas –inicio-, ya se me queman las manos por hacerlas, podría ser la próxima semana –A partir de hoy lunes-“.

Cuestionado sobre si hay otros estados además de Guanajuato, que estén trabajando en el tema, Torres Salgado dijo que no: “Me han estado solicitando el protocolo que llevamos –Jalisco y Michoacán- aquí para irlo implementando en sus unidades, porque nuestro protocolo tiene la ventaja de haber sido autorizado por el Comité de Bioética del Hospital General de Silao, ya nada más falta la autorización de Cofepris y la liberación de las pruebas serológicas para anticuerpos”.

El Comité de Bioética del Hospital General de Silao es uno de los pocos avalados a nivel nacional.

El especialista subrayó que existe una lista de pacientes que se enfermaron de Covid-19 y que hoy están sanos, a los cuales se les da seguimiento y se les ha solicitado participar como donadores de plasma. Ahora bien, también existe un listado de gente enferma que cambia constantemente, algunos están muy graves, otros podrían ya haber muerto o bien, podrían haber mejorado o estar sanos ya mismo, por lo que esa lista cambia a cada momento.

Por eso, la gente a la que se le debe aplicar el tratamiento con plasma debe estar muy enferma, toda vez que quienes tienen síntomas leves en su mayoría, se curan solos.

Gerardo Torres añadió que al menos a esta etapa de la pandemia, con seis meses en occidente, quienes se han enfermado de coronavirus y luego sanado, no se han vuelto a infectar. Sin embargo dijo que la vacuna es una herramienta muy importante para colaborar con el organismo a mantenerse sano.

“Sí hay una alta esperanza de que los anticuerpos que generaste te protejan, sin embargo te protegen ¿Por cuánto tiempo? Yo quisiera ver esto a un año, dos años. A lo mejor esos anticuerpos no se generan con una intensidad tal que queden con una memoria suficiente como para protegerte de por vida”.

El plasma, sustancia de color amarillo, es tomado de la sangre, cuya coloración se la dan los glóbulos rojos que portan el oxígeno. En el laboratorio del Gobierno de Guanajuato el personal separa las sustancias y dejan los glóbulos rojos para los tratamientos de gente que padece anemia, mientras que el plasma es utilizado en padecimientos de coagulación.

El plasma es en términos concretos, una sustancia acuosa portadora de proteínas, entre ellas la albúmina, que se encarga de mantener el líquido dentro de los vasos sanguíneos. Las otras proteínas están dentro del orden de las inmunoglobulinas, conocidos comúnmente como anti cuerpos.

“Sabemos desde hace mucho que generas estas sustancias cuando te enfermas por causas virales, bacterianas o por parásitos, y que estas sustancias tienen utilidad para protegerte de una reinfección”.

Torres Salgado indicó que tenemos dos tipos de inmunidad, la propia y que poseemos por naturaleza, incluyendo las adquiridas en la leche materna y ahora, la generada de forma externa y que nos es implantada.

“Estos tratamientos con plasma para pacientes con covid, son de alguna manera similares. Una persona se enferma de covid, genera esos anticuerpos. Se cura, pero mantiene esos anticuerpos. Viene otra persona, se enferma de covid, empieza a desarrollar las formas graves de la enfermedad, empieza a caer en insuficiencia respiratoria, fallas respiratorias, se pone grave, entonces agarramos esas inmunoglubolinas de la otra persona y se las pasamos a la que está grave, y esas inmunoglobulinas son capaces de destruir al virus”.

Gerardo Torres indicó que hay muchas bases teóricas sobre el tema, y hay cierta experiencia. Porque México tiene como ejemplo más cercano, el ejercido en Estados Unidos, en donde hay ya más de 20 mil pacientes tratados con plasma, mientras que nuestro país apenas inicia.

El Centro Estatal de Medicina Transfusional de Guanajuato posee un banco de sangre, grandes refrigeradores que almacenan hasta 40 mil unidades de sangre por año.

“Si esto fuera un banco, esto sería la bóveda en donde se guarda el dinero”, ilustró el médico guanajuatense en entrevista.

El Centro Estatal de Medicina Transfusional de Guanajuato capta, procesa, almacena, distribuye y aplica la sangre y sus componentes para atender procedimientos médicos y quirúrgicos complejos.

Además, promueve y supervisa las campañas de captación voluntaria de sangre en todo el estado, para otorgar a la población sangre segura, con calidad y en el mejor tiempo posible.

Debido al esfuerzo y desempeño de sus colaboradores y a la labor altruista de miles de personas, Guanajuato es reconocido como primer lugar a nivel nacional por captación de sangre.