Consumir menos de cinco gramos de sal al día es lo recomendado para evitar el desarrollo de enfermedades crónicas, hipertensión, cardiopatías coronarias, y accidentes cardiovasculares.

Al respecto el delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Gabriel Pérez Corona explicó que al menos uno de cada 10 tlaxcaltecas enfrentan padecimientos crónicos provocados por la ingesta excesiva de sodio; sobre ese tema la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir el consumo de sal a menos de 2.5 gramos al día, y como máximo 5 gramos, pero en México se llegan a consumir hasta 17 gramos al día.

Por ese tipo de hábitos la población enfrenta padecimientos crónicos en la salud, de ahí la importancia de reducir la ingesta de sodio reduce significativamente el nivel de riesgo.

Corona Pérez, indicó que los alimentos están constituidos en sí mismos con una proporción natural de salinidad, la cual aumenta de manera crítica cuando se utiliza la sal de mesa para añadirles sabor, incluso a productos diarios que no la necesitan como las verduras. Incluso, mencionó que el IMSS atiende unos 100 mil pacientes en Tlaxcala que abusaron en el consumo de sal, de los que 66 mil corresponden a personas con padecimientos crónico degenerativos como la diabetes o hipertensión.

Incluso, la OMS en este tema refiere que la sal no solo se encuentra en cada una de nuestras casa en la mesa, sino también en cantidades mucho mayores en alimentos procesados, como panes, galletas saladas, carnes procesadas, cubitos de caldo; y en alimentos naturales como leche, nata, huevos, carne y mariscos.