Es una enfermedad que se presenta comúnmente en mujeres mayores de 40 años El médico internista y reumatólogo del Hospital de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital “San José”, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), David Bañuelos Ramírez, comentó que la osteoartrosis se presenta con mayor frecuencia en las mujeres, después de los 40 años, y el principal factor es hereditario.

Otro sector poblacional afectado es el de los deportistas, por las lesiones constantes.

Este padecimiento deriva del uso o sobre uso articular, el cual desgasta el cartílago articular y provoca que un hueso roce con otro. La osteoartrosis, también conocida como osteoartritis o enfermedad articular degenerativa, puede presentarse lentamente, convirtiéndola en algo incómodo.

La enfermedad es visible por las deformidades conocidas como nódulos de Heberden o de Bouchard (protuberancias óseas o nódulos en las articulaciones de los dedos). Algunas personas pueden notar enrojecimiento o hinchazón, y dolor en las articulaciones.

En otras sólo se presentan las protuberancias paulatinamente, y con poco o sin dolor alguno. Las partes más afectadas por esta enfermedad son las rodillas, manos y columna. El médico recomendó no tallarse las manos, ya que con el calor los nódulos tienden a crecer.

El sedentarismo de la vida moderna, el consumo de refrescos que desmineraliza los huesos y los alimentos con conservadores, entre otros factores favorece la aparición de osteoartrosis. Bañuelos recalcó que una vez que se activa la enfermedad no hay cura, sólo se puede regular y detener su avance con medicamento.

Mencionó que la presencia de esta enfermedad en la población infantil es muy baja, salvo que sea hereditaria.

Recomendó varias opciones de tratamiento, como la fisioterapia, medicina física y algunos productos como suplementos del colágeno, estos últimos ayudan en articulaciones grandes como rodillas y hombros.

Sugirió alimentos para prevenir o hacer llevadera la enfermedad, como es el aguacate, pescado (como atún o salmón, que son altos en Omega 3). También cambiar hábitos alimenticios y realizar ejercicio con mesura. Si se presentan molestias agudas visitar a su médico familiar, para recibir atención puntual.