Integrantes de la LXIII Legislatura del Congreso del Estado, adecuaron cuatro ordenamientos locales con la finalidad de modernizar el sistema de justicia laboral en el estado. Las normas que reformaron los Congresistas en la sesión ordinaria de este jueves, fueron la Ley Orgánica del Poder Judicial; la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado; la Ley de Transparencia y; la Ley Laboral de los Servidores Públicos.

En lo que corresponde a la Ley Orgánica del Poder Judicial, los Legisladores la reformaron para crear los juzgados laborales y mercantiles que atenderán los temas que tienen que ver con esas materias. Los juzgados laborales, son competentes para conocer y resolver las diferencias o conflictos entre trabajadores y patrones; los conflictos y procedimientos individuales y colectivos; la diligenciación de exhortos, requisitorias y despachos de naturaleza laboral. Además, estos juzgados se integrarán por un juez o jueza; una secretaria o secretario instructor, y las y los servidores públicos que determine el Consejo de la Judicatura.

Asimismo, se creó la Unidad de Peritos Judiciales en Materia Laboral que será un área técnica cuyo objeto es el auxilio exclusivo a los Juzgados Laborales, en los casos que así lo determine la Ley. En tanto, la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado es para eliminar de su texto la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, mientras que las adecuaciones a la Ley de Transparencia es para reconocer la figura del Tribunal de Conciliación y Arbitraje del Estado, y la reforma Ley Laboral de los Servidores Públicos es para reconocer en el texto legal la figura del titular del Centro de Conciliación Laboral.

Estos trabajos legislativos materializan el mandato constitucional de crear mecanismos efectivos para la solución de los conflictos laborales y disminuir los plazos de resolución de los mismos.