Con el objetivo de fortalecer las acciones de prevención de contagios de COVID19, el Congreso del Estado de Chihuahua solicitó a las y los diputados de Tlaxcala que legislen para establecer el uso obligatorio del cubrebocas en lugares públicos.

El 24 de noviembre la presidenta del Congreso del Estado de Chihuahua, Blanca Gámez Gutiérrez hizo llegar al Poder Legislativo de Tlaxcala el dictamen que dio origen al acuerdo y el Decreto por el que se expidió dicha ley, con el propósito de que sea replicada en la entidad para abonar al combate contra el SARS-CoV-2.

El Congreso de Chihuahua “exhorta respetuosamente a los Honorables Congreso de los Estados que conforman nuestra Federación, que no cuenta con la legislación en la materia, para que en uso de sus facultades y atribuciones, consideren la posibilidad de crear dicha normatividad, con el objeto de regular el uso obligatorio del cubrebocas”, reza el oficio.



El acuerdo contempla sanciones para quienes se nieguen a usar el cubrebocas en lugares públicos, transporte público, centros comerciales, oficinas públicas, plazas, entre otros sitios, y serán las autoridades sanitarias y administrativas estatales y municipales, así como las instituciones de Seguridad Pública, las responsables de verificar el cumplimiento de las medidas sanitarias previstas en esta ley.

Sobre las sanciones, la ley establece que a la persona física o moral que incumpla con el uso del cubrebocas prevén desde una amonestación con apercibimiento, entrega de material médico, trabajo comunitario, multa, clausura temporal, que podrá ser parcial o total, y hasta arresto hasta por doce horas.

Dicha medida ya ha sido aprobada por los Congresos de Chihuahua, Zacatecas y Morelos, con lo que ya es obligatorio el uso de cubrebocas en los lugares públicos de esas entidades. La propuesta fue turnada por la Mesa Directiva del Congreso del Estado a las comisiones legislativas para su estudio, análisis y dictamen correspondiente.