A unas horas de conmemorar el Día para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, un grupo de feminista tomó de forma pacífica el Congreso del Estado de Puebla para exigir la atención a un pliego petitorio con diversos temas, entre ellos la despenalización del aborto previo a las doce semanas.

La toma del Congreso de Puebla se dio por la tarde de este miércoles, cuando las mujeres cubiertas de su rostro se infiltraron dentro de esta sede, a pesar de estar cerrado al público por la pandemia del COVID-19.

Mientras algunas feministas colgaban una lona a las afueras de la sede del Poder Legislativo con la leyenda “Nosotras parimos, nosotras decidimos”, otras colocaban mantas en los barandales que conectan a las oficinas de los diputados locales, donde exigen la despenalización del aborto.

SE QUEDAN A DORMIR 

Incluso, dos mujeres se encadenaron a estos barandales como señal de protesta para lograr que haya luz verde a las reformas en materia de Salud y Código Penal, que se presentaron hace unas semanas para que el aborto sea gratuito y evitar que la mujer vaya a la cárcel por un año al interrumpir su embarazo.

Las activistas advirtieron que hasta no tener la firma de los diputados locales, incluso de algunas autoridades del gobierno de Puebla, no se moverían del lugar, incluso convocaron a la sociedad para que las dotaran de cobijas y alimentos para esta noche.

LEER TAMBIÉN
Toman feministas el Congreso de Puebla para exigir despenalización del aborto Anuncian que pasarán la noche en el Palacio legislativo

SE HACEN MESAS DE TRABAJO 

Minutos más tarde, la diputada local del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Estefanía Rodríguez Sandoval, arribó a la sede del Poder Legislativo donde entabló a puerta cerrada una mesa de trabajo con las inconformes.

Señaló que han pasado dos años de esta LX Legislatura, que se caracteriza por no atender las demandas de las mujeres sobre las decisiones que pueden tomar sobre su cuerpo.

“Dialogaremos con cada una de más mujeres que se encuentran dentro, hay completa solidaridad y respeto hacia este sector que desde hace tiempo pide se reformen las leyes para que las mujeres decidan sobre su cuerpo”.

Por su parte, la diputada local del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Rocío García Olmedo, señaló que el pañuelo verde que portaban las feministas, no debería teñirse de rojo ante la protesta pacífica que encabezó este grupo de mujeres.


CLAUDIA RIVERA TAMBIÉN SE SUMA 

Ya por la noche, la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, arribó a la sede del Congreso local para expresar su apoyo en favor de las mujeres y su principal petición para la despenalización del aborto.

Agregó que tienen el derecho de decidir sobre su cuerpo, que por eso se sumó a esta protesta pacífica a las afueras del Congreso del Estado, donde reconoció que las reformas sobre la interrupción del embarazo, son facultades de los diputados locales.