La intervención de organismos electorales para renovar la dirigencia del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), se debió por los obstáculos que dejó en el camino el actual dirigente interino, Alfonso Ramírez Cuellar.

Así lo declaró la candidata de Morena a la dirigencia nacional, Yeidckol Polevnsky, durante su visita por el estado de Puebla, donde confió que pese a los obstáculos internos del partido, el Instituto Nacional Electoral (INE), organice un proceso equitativo.

Añadió que también los aspirantes al mismo cargo político de Morena, deben presentar en estos días el total de recursos que se gastaron durante la campaña interna previo aplicarse la encuesta para elegir al nuevo dirigente nacional.

Sin decir nombres, indicó que hay personajes que no tienen la trayectoria suficiente para encabezar la presidencia del partido de cara a las elecciones de 2021

“El proceso es absolutamente legal porque se tuvo la intervención del tribunal federal, pero lamentablemente esto no se debió originar a raíz de un proceso inequitativo que se generó a través de Alfonso Ramírez Cuellar”.

Cabe destacar que esta mañana en su conferencia virtual, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta reiteró que no intervendrá en el proceso interno de su partido; sin embargo, admitió que invitaría a comer un pipián a su amiga Polevnsky, a quien dijo que quiere mucho.