El Consejo General del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) emitió medidas cautelares contra el Congreso del Estado y de manera individual a los diputados del Partido del Trabajo (PT) y de Encuentro Social Tlaxcala (PEST), Michaelle Brito Vázquez y José Luis Garrido Cruz, respectivamente, con el propósito de suspender y retirar fotografías y mensajes escritos que son susceptibles a considerarse promoción personalizada.

Lo anterior, respecto a publicitar en medios de comunicación y a través de las cuentas personales de Facebook de los representantes populares, sobre la entrega de apoyos durante la pandemia y acciones para el sector campesino.

La denuncia contra la probable promoción personalizada de los diputados locales fue presentada por el Comité Ejecutivo Estatal (CEE) del Partido de la Revolución Democrática (PRD) al ITE el pasado 13 de mayo, argumentando que ambos diputados habían incurrido en violaciones a lo establecido en la Constitución local como federal así como a preceptos de la Ley Electoral por el manejo discrecional de recursos públicos de los programas dirigidos al sector campesino, de apoyo a la ciudadanía durante la contingencia sanitaria por COVID-19 y la probable promoción personalizada con el uso de la imagen, nombre y logotipo de ambos legisladores.

Dicha denuncia fue atendida este día en sesión especial pública electrónica, en la que por unanimidad de votos de los integrantes del Consejo General se concedieron las medidas cautelares solicitadas por el PRD en tanto el desahogo de la queja sigue en curso así como los Procedimientos Especiales Sancionadores.

En la sesión especial, la presidenta del ITE, Elizabeth Piedras Martínez emitió su postura con respecto al caso, en la que subrayó que “en el marco de la contingencia sanitaria derivada de la pandemia del COVID-19, tanto instituciones como personas en lo individual, desarrollan acciones de apoyo económico, alimentario, médico y de cualquier tipo solidario en respaldo a la población vulnerable, por ello es necesario recordar que cualquier actividad debe estar inscrita en el marco de la ley”.

Por ello, recordó a servidoras y servidores públicos, autoridades de los tres niveles de gobierno, partidos políticos y organismos autónomos y actores políticos y sociales en general, que están llamados a evitar cualquier acción que pudiera constituir una violación a la normatividad electoral.

“En este complejo escenario social que nos toca vivir, es necesario actuar de forma congruente y asumir con absoluta responsabilidad democrática nuestro papel.

La pandemia puede ser una oportunidad para que las instituciones se fortalezcan ante la ciudadanía y, con sus acciones, contribuyan al robustecimiento de la democracia, basadas en el absoluto respeto a una sociedad madura, crítica, reflexiva y exigente; recordando la existencia de un marco legal que debe observarse y de una sociedad que censura cualquier comportamiento anómalo”, acotó.