La diputada del Partido Encuentro Social (PES), Nora Merino Escamilla, pidió que la cancelación de  verificaciones en Puebla a consecuencia de algunas anomalías en los centros ambientales, no signifique una condonación para quienes arrastraban la obligación.

La también titular de la comisión del Medio Ambiente del Congreso del Estado de Puebla, dijo que hay ciudadanos que están al corriente con esta obligación y que no deberán tener alguna multa una vez que reabran estos espacios.

Sin embargo, recordó que antes de clausurar los 17 verificentros instalados en el gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas, hay conductores que venían arrastrando su obligación, la cual debe convertirse en una especie de pasivo para que a futuro se pongan al corriente.

También consideró que una prioridad del gobierno del estado, evite los monopolios a través de los nuevos verificentros que se instalarán mediante la concesión respectiva.

Explicó que con base en los datos que tiene, en los 17 verificentros clausurados, existían monopolios a través de una sola persona que con prestanombres, brindaban el servicio a los automovilistas.

“Hay que evitar los monopolios disfrazados, también hay que estar atentos a los trabajos que se realizarán sobre este particular en el estado de Puebla a través de las secretarías que se encargarán sobre la instalación de estos negocios”.