A una semana de que Rosario Piedra Ibarra tomó protesta como titular de la CNDH, en el Senado no baja el encono provocada por el supuesto fraude que envuelve la elección de la activista por su cercanía con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Ricardo Monreal criticó que gobernadores y alcaldes panistas hayan anunciado que no acatarán las recomendaciones de la CNDH al considerar que Piedra carece de legitimidad para encabezar esa institución.

El líder de la bancada de Morena aseguró que quien desobedezca a la CNDH será sujeto de juicio político y destitución. “No es una buena idea, ni siquiera es inteligente, menos brillante, mandar al diablo las instituciones”, señaló.

En respuesta, Kenia López, del PAN; Claudia Anaya, del PRI, y Juan Zepeda, de MC, respondieron que esa sanción debe aplicarse a la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores, y al secretario de Hacienda, Arturo Herrera, por desacatar la recomendación sobre estancias infantiles.

Además, la bancada del PAN aseguró que Piedra es una usurpadora y adelantó que recurrirá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para destituirla.

En medio de este ambiente de encono, senadores del PRI, PRD y Verde presentaron una reforma para evitar que se repita la sospecha de fraude en una elección de voto secreto en el pleno.

Plantean juicio por ignorar a la CNDH; propuesta de Morena en el Senado

Panistas adelantan que recurrirán a la CIDH para destituir a Piedra Ibarra, por “usurpadora”.

Al retomar su trabajo ordinario, el Senado de la República registró un aumento en el encono entre sus dos principales fuerzas políticas, pues el líder de Morena, Ricardo Monreal, advirtió que gobernadores y alcaldes que ignoren a la CNDH en sus recomendaciones serán sujetos de juicio político y destitución, y la bancada del PAN aseguró que Rosario Piedra es una usurpadora en la presidencia del organismo y que recurrirá hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para destituirla.

Nota completa AQUÍ.