La presidenta de la Junta de Coordinación y Concertación Política (JCCP) del Congreso del Estado, Irma Garay Loredo, señaló que en estos últimos meses del año, entre los temas prioritarios se encuentra el análisis e integración de la Ley de Austeridad para el Estado de Tlaxcala, la cual pese a que fue aprobada el año pasado, no entró en vigor tras el veto que realizó el Ejecutivo local.

En entrevista, la diputada local del Partido del Trabajo (PT), aseguró que luego de la aprobación que se dio en el Congreso de la Unión de esta Ley de Austeridad, el Congreso local, llevará a cabo el trabajo necesario para integrar una nueva propuesta que tome en cuenta la normatividad federal, para homologarla debidamente.

Señaló que existen algunos artículos reservados a nivel federal y están en espera de que el marco legal sea publicado en el Diario Oficial de la Federación, para que tomen en cuenta los lineamientos avalados a nivel federal y que sean replicados en lo local para el próximo año.

De esta manera, refirió que si bien, el año pasado se adelantaron con la integración de una ley similar; sin embargo, recordó que esta ley fue vetada por el Gobernador del Estado, Marco Mena, luego de enviar una serie de observaciones, las cuales no fueron atendidas ya que durante el transcurso del año, no retomaron el tema.

No obstante, sostuvo que ya no existen “pretextos” para que sea aplicada esta ley en la entidad a partir del próximo año, ya que fue aprobada a nivel federal; de esta manera, consideró que con el trabajo que realicen, existen amplias posibilidades de que este ordenamiento entre en vigor a partir del próximo año.