La panista Adriana Ávila solicitó a la Mesa Directiva y a la Junta de Coordinación Política (Jucopo), de San Lázaro garantizar su integridad física, pues aseguró que los dichos de Fernández Noroña la ponen en riesgo.

Con carteles con la leyenda #QueLaViolenciaNoTeCalle, la diputada demandó abrir el debate político, mientras que Noroña aseguró que es “víctima de una infamia” y sostuvo que en Tlaxcala no aludió a ninguna legisladora del PAN y reafirmó sus señalamientos.

A través de Twitter, Noroña rechazó que ofreciera una disculpa a la diputada Dávila. Indicó que no acepta las acusaciones y expresó su solidaridad con el debate que se abrió sobre la trata de personas.

"Fui muy claro que no acepto acusaciones de misoginia, violencia de género y que me solidarizo con la parte del riesgo personal que el debate abrió sobre la trata de personas al vincularse a la diputada @AdrianaDavilaF. No tengo elementos...", expresó.

Durante su visita a Tlaxcala, Fernández Noroña expresó: "Me comentan que hay una diputada que fue senadora… que es más bocona que la chingada, no sé si sea cierto o no, pero en Tlaxcala siguen los problemas y son elementos para ponerle una chinga la próxima vez que abra la boca".