El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, así como Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de Ciudad de México, y otros gobernadores de MORENA pactaron no involucrarse en la elección de la nueva dirigencia nacional del partido.

El acuerdo también fue signado por los gobernadores de Chiapas, Rutilio Escandón; Tabasco, Adán Augusto López y de Veracruz, Cuitláhuac García, dijo Sheinbaum Pardo al explicar que la promesa es estar al margen del proceso.

“Hace tres semanas la firmamos y la dirigimos al Consejo Nacional de Morena en donde hacemos varias declaraciones, una de ellas es que no nos vamos a involucrar, porque el puesto que tenemos es de tiempo completo”, dijo

Cabe recordar que Morena renovará su dirigencia nacional en un congreso que se realizará los días 23 y 24 de noviembre, en la que entre los aspirantes suenan nombres como el diputado, Mario Delgado; Yeidckol Polevnsky, actual lideresa, y los morenistas, Alejandro Rojas Díaz, y Bertha Luján.

(Con información de Milenio)