El presidente del Comité de Administración del Congreso del Estado, Javier Rafael Ortega Blancas informó que fue asignada una partida no mayor a 100 mil pesos para llevar a cabo el derribo de los muros que restringen el acceso del Patio Vitral a los cubículos de los 25 diputados y las áreas técnico-administrativas, para que en su lugar sean colocadas unas rejas.

Después de cinco meses de que los diputados aprobaron por mayoría el acuerdo para derribar los muros y permitir la libre circulación en la llamada “Casa del Pueblo”, el diputado local mencionó que aún no hay un acuerdo al interior de la Junta de Coordinación y Concertación Política (JCCP) para definir la fecha en la que deberán iniciar los trabajos, ello a pesar de que ya cuentan con un plan estructural y arquitectónico.

“Es cosa de que nos pongamos de acuerdo para poderlo hacer, ya está el plan estructural y arquitectónico si se derriban los muros de tendrá que poner una reja, es una determinación del diputado y en la Junta se habrá de determinar los recursos están listos para hacerlo”, declaró.

Además, dijo que dentro del presupuesto destinado a mantenimiento del edificio, hay una partida para llevar a cabo esas acciones, con lo que el Comité de Administración cumplió con la disposición de los recursos necesarios con el propósito de eliminar los muros que hasta hoy impiden el libre acceso del Patio Vitral hacia las oficinas de los diputados locales y a las áreas técnico-administrativas.

Advirtió que dentro del plan arquitectónico se prevé la colocación de rejas en lugar de los muros, que resultan más estéticas y acordes con el diseño del Palacio Legislativo, pues “se ven más bonitas”.

Aunque eso no garantiza que haya libre circulación en las instalaciones del edificio sede del Poder Legislativo del Estado, derivado de las malas experiencias que han tenido con la actuación de diferentes grupos de manifestantes, entre ellos los trabajadores de la educación, campesinos, transportistas, y habitantes de comunidades que han ingresado de manera violenta al inmueble dañando los portones del Palacio Legislativo.