El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) instruyó a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) proporcionar, sin costo alguno, copia simple o certificada de los documentos que den cuenta de la entrega y resguardo de los bienes del Aeropuerto de Texcoco, que pasaron a formar parte del nuevo Aeropuerto de Santa Lucía.

Además, deberá indicar el costo que representaría el servicio de envío a domicilio por correo certificado de dichos documentos, en caso de que el particular elija esta modalidad de entrega.

“Me pareció importante este recurso que les expongo pues da una reseña de que la población está al tanto de las acciones que efectúa el Gobierno Federal en cuestiones de infraestructura, tal es el caso de la importante obra que representa la construcción de un nuevo Aeropuerto que constituye ahora en la Base Militar número 1, Santa Lucía”, sostuvo el Comisionado Oscar Guerra Ford, al presentar el caso ante el Pleno.

El Comisionado Guerra Ford reconoció que la Sedena ha mostrado apertura de acceso a la información sobre esta obra. “Esto da cuenta pues de una posibilidad y una intención de rendir cuentas de sus actuaciones relacionadas con la construcción de este Aeropuerto”, expresó.

Un particular solicitó a la Sedena se le proporcionara de forma electrónica copia de los documentos que acrediten la entrega, resguardo, destino, costo de su transportación y contrato con máxima publicidad de los bienes correspondientes al Aeropuerto de Texcoco y que pasarían a formar parte del nuevo Aeropuerto de Santa Lucía, ello en relación a una nota periodística titulada “Reutiliza Santa Lucía material de Texcoco”.

En respuesta, la Sedena indicó que la información requerida se encontraba contenida en un contrato de 80 fojas, que amparaba la donación del material de obra, equipos y bienes muebles en general en favor del proyecto y los trabajos para la obra, su interconexión con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y la reubicación de las instalaciones militares, suscrito entre la Sedena y el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, así como los contratos correspondientes a la prestación del servicio de acarreo de material pétreo.

Inconforme con la respuesta, el particular interpuso un recurso de revisión ante el INAI, mediante el cual manifestó que no se le proporcionó la información de su interés, puesto que lo solicitado eran los documentos con los que se acreditaba qué día pasaron al Aeropuerto de Texcoco y recogieron los materiales para llevarlos a Santa Lucía.

Posteriormente, la Sedena informó que se localizaron cuatro actas administrativas de entrega-recepción de bienes y materiales, celebradas entre el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México y la dependencia, que constaban de 17 fojas.

La secretaría precisó que la información estaba a disposición del particular en copia simple o certificada, señalando los costos de reproducción, y podía ser enviada a su domicilio por correo certificado. Sobre la entrega de información de manera electrónica dijo que no era posible, pues solo contaba con documentos impresos.

En el análisis del caso, a cargo de la ponencia del Comisionado Oscar Guerra Ford, se determinó que la respuesta complementaria que dio la Sedena es congruente con la información requerida.

Sin embargo, omitió proporcionar la información sin costo alguno, ya que la Ley Federal de Transparencia prevé que las primeras 20 fojas son gratuitas. Además, debió informar el costo que representaría el envío a domicilio por correo certificado.

Por lo expuesto, se determina que aun cuando hubo un alcance a la respuesta inicial con el cual se pretendía satisfacer la solicitud de información, éste no consiguió subsanar en totalidad el agravio, por lo que se refiere a la modalidad de entrega de los documentos.

Guerra Ford sugirió a los sujetos obligados que, atendiendo las circunstancias extraordinarias actuales en que se encuentra el país y en el mundo respecto a la pandemia, vayan más allá de lo que la ley marca, en este caso concreto, para escanear la información, considerando que solamente son 17 fojas.

“Es un ejercicio de atención al principio de máxima publicidad en beneficio del derecho humano de acceso, digamos, enfoque pro-persona, además de evitar los costos a la población y evitar generar movilidad innecesaria fuera de su casa a los solicitantes ya sea para recoger o enviar la información o a la propia persona de los servicios que mandan esta información de mensajería”, apuntó.

Por unanimidad, el Pleno del INAI determinó modificar la respuesta de la Sedena y le instruyó entregar al particular, sin costo, las cuatro actas entrega-recepción que constan de 17 fojas, e informarle el costo que representaría el servicio del envío a domicilio por correo certificado de la información localizada que da cuenta de la entrega y resguardo de los bienes donados correspondientes al Aeropuerto de Texcoco y los cuales ya forman parte del nuevo Aeropuerto de Santa Lucía.