El Consejo General del INE aprobó un capítulo 3 de 3 para que los partidos políticos están obligados a solicitar a sus aspirantes a una candidatura firmar un formato, bajo protesta de decir verdad, donde se establezca que no hayan sido condenados o sancionados por violencia familiar o por delitos sexuales.

Además, no podrán ser candidatos las personas que hayan sido sancionadas como deudor alimentario o moroso, que atenten contra las obligaciones alimentarias, salvo que acredite estar al corriente del pago o que cancele en su totalidad la deuda.

La consejera Carla Humphrey destacó que con los lineamientos aprobados se fortalece el sistema democrático, ya que se evidencia la calidad de representación.

“Será obligación de los partidos políticos dar atención a las víctimas de violencia política contra las mujeres en razón de género, sujetándose a principios como el debido proceso, la dignidad, la debida diligencia, la máxima protección, la imparcialidad, la igualdad y la no discriminación y el profesionalismo”, dijo.

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, argumentó que aún falta mucho para lograr la anhelada nación equilibrada, por lo que a pesar de lograr dichas medidas, dijo que no se debe bajar la guardia.