En medio de acusaciones entre el bloque opositor y Morena, la Cámara de Diputados aprobó en lo general con 291 votos a favor 142 en contra y una abstención el dictamen que reforma diversas disposiciones de las leyes del Impuesto Sobre la Renta (ISR), del Impuesto al Valor Agregado (IVA), y del Código Fiscal de la Federación, conocida como Miscelánea Fiscal 2021.

Para fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Hacienda y Crédito Público de San Lázaro, la diputada de Acción Nacional, Patricia Terrazas, destacó que los principales retos para el 2021 serán la generación de empleos y atracción de inversiones atendiendo las medidas de distanciamiento físico para mitigar los contagios de Covid-19.

“La propuesta de la iniciativa de Miscelánea Fiscal del Ejecutivo federal, si bien no incluyen impuestos adicionales, sí incorporan medidas coercitivas que el Ejecutivo federal justifica como medidas para incrementar la sensación de riesgo a los ciudadanos para impulsar un esfuerzo recaudatorio hacia los contribuyentes”, declaró la congresista.

Entre las críticas realizadas por los diputados de la oposición, destacaron la ausencia de estímulos fiscales para apoyar a la reactivación económica para el siguiente año, tras la crisis que se vive actualmente por la pandemia del nuevo coronavirus y por la que el gobierno espera una contracción económica de 8% para este año.

Las modificaciones que generaron mayor discusión -y cuyos artículos se reservaron- fueron las relacionadas al uso de la tecnología por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT) en sus visitas domiciliarias para recabar información del contribuyente, así como el bloqueo temporal a las plataformas digitales que no cumplan con sus obligaciones fiscales en materia de IVA e ISR.

Otras modificaciones en la Miscelánea Fiscal refieren a implementar una tasa única de retención de ISR a los ingresos que se obtienen a través de las plataformas digitales, dependiendo la actividad económica a la que se dedican.

Respecto a las donatarias autorizadas, se aprobó el quitar la autorización cuando estas obtengan más de 50% de sus ingresos a través de actividades diferente a su razón por la que fueron autorizadas, mientras que se ajustó la regla general antiabuso para no incluir elementos penales y se delimitó la propuesta del aseguramiento precautorio de bienes a terceros para indicar en qué momento los terceros tienen responsabilidad, entre otros.

Por su parte, Morena refrendó que el dictamen tiene como centro realizar una política recaudatoria que no genere una mayor carga tributaria en la economía, y que al mismo tiempo eleve la capacidad de recaudación de impuestos y aprovechamientos del Gobierno Federal.

En ese sentido, el legislador morenista Pablo Gómez, acusó a la oposición de ser representantes del sector de telecomunicaciones y aclaró que con las reformas avaladas no se aumentarán los impuestos a las y los usuarios de internet.

“La oposición responde exigiendo algo que no haría ningún gobierno, es decir, bajar los impuestos principales a la mitad ¿Cómo vamos a mantener la capacidad adquisitiva de los trabajadores del Estado con menos recaudaciones?” cuestionó el legislador.