A reserva de conocer el informe del Inegi relativo al tercer trimestre del año (noviembre próximo), el secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Nabor Cruz, informó que la pandemia y la crisis económica dejarán entre 6 y 10 millones de mexicanos en pobreza laboral.

Al participar en una reunión con los integrantes de la Comisión de Desarrollo Social de la Cámara de Diputados, Nabor Cruz dijo que hubiera sido mucho más robusto haber realizado un pronóstico en términos de pobreza multidimensional para ver el impacto de la pandemia, pero optaron por hacer un pronóstico de lo laboral y arrojó esos datos.

Dijo que se consideraron la reducción del PIB, el aumento en la tasa de desempleo y la evaluación de la tasa de inflación y eso se hizo para mandar una señal de alarma, para que viniera complementariedad de programas sociales o reforzamiento de transferencias monetarias.

De acuerdo con la página del Coneval, la pobreza laboral muestra la tendencia del porcentaje de personas que no puede adquirir la canasta alimentaria con el ingreso laboral.

El funcionario adelantó que para noviembre, cuando el Inegi publique la información correspondiente al tercer trimestre de la Encuesta Nacional de Empleo y Ocupación, tengan ya una radiografía muy puntual de la evolución de la pobreza laboral.

En este encuentro, el consejero académico del Coneval, John Scott Andretta, aceptó que los recortes y restricciones presupuestales han afectado al instituto autónomo y reveló que no han podido evaluar al sistema de salud en su conjunto y se ha tenido que retrasar, a pesar del momento crítico por la pandemia.