La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dijo que los estados -donde el aborto legal es un derecho condicionado- son “corresponsables de la violencia e injusticia cometida contra las mujeres obligadas a la clandestinidad y muerte por abortos mal practicados”.

En el marco del "Día por la despenalización del aborto en América Latina y el Caribe" o 28S, la CNDH menciona que aun en los estados donde existen algunas causales de aborto legal –como en Puebla y Tlaxcala- “en la práctica se imponen múltiples barreras” que impiden el ejercicio de ese derecho.

Es pertinente mencionar que Puebla cuenta con cuatro de las ocho causales para la interrupción legal del embarazo (por violación, peligro de muerte, imprudencial y por alteraciones genéticas del producto), y ha negado el aborto legal por voluntad, condición económica de la madre, afectación a la salud e inseminación artificial; mientras que Tlaxcala cuenta con seis causales y ha negado el aborto legal, seguro y gratuito por condición económicas de la madre y voluntad.

Por otro lado, de acuerdo a la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (CDMX), en los últimos cuatro años 724 mujeres de Puebla y Tlaxcala han acudido a la ciudad para la interrupción legal del embarazo, colocándose en las posiciones cuatro y 11 en asistencia nacional.

Al respecto, la CNDH señala que lo anterior no solo provoca “discriminación jurídica e injusticia social, también naturaliza la violencia institucional contra las mujeres con argumentos basado en prejuicios, religiones y posiciones personales por encima de los derechos de las mujeres”.

Advierte que, pese a las causales en los estados, los prejuicios, el desconocimiento de médicos y enfermeras sobre sus obligaciones, y las deficiencias y poca accesibilidad de los servicios de salud “impiden el acceso legal y seguro”.

Por eso la CNDH advierte que el tema del aborto debe legalizarse de acuerdo al contexto de la violencia sexual, la falta de educación sexual y las desigualdades en México.

De acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en lo que va de 2020 en Puebla hay cuatro mujeres encarceladas por abortar.