Jaime Cárdenas advirtió que se deben “importantes cantidades a las empresas proveedoras del Indep, principalmente a las que resguardan las instalaciones (seguridad) y a las administración de almacenes donde se resguardan los objetos decomisados.

Al presentar su renuncia a partir de 1 de octubre como titular del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado (Indep), Jaime Cárdenas Gracia, denunció una serie de presuntas irregularidades administrativas al interior de esa institución como la manipulación y mutilación de joyas, procesos de valuación que no garantizan el mayor beneficio para el Estado, contratos que favorecen a las empresas y no a este instituto, así como conductas de servidores públicos contrarias a las normas.

Por ello, su gestión interpuso las denuncias respectivas ante el órgano interno de control y por lo que respecta a “la manipulación de distintas piezas de joyerías” se interpusieron las denuncias ante la Fiscalía General de la República (FGR).

Así lo denunció Cárdenas en su carta de renuncia de cinco cuartillas en las que enumera los logros y transformaciones que se realizaron durante su gestión a partir del 16 de junio de 2020 pero también expone esta serie de irregularidades que encontró a su llegada a esa institución que resguarda los bienes y recursos que se decomisan derivados de acciones de corrupción.

El aún funcionario que se mantuvo tres meses en el cargo, admite que también que se adeudan más de mil millones de pesos por laudos laborales que se encuentran en ejecución derivado de las liquidaciones de Ferrocarriles Nacionales de México y de Luz y Fuerza del Centro, pero advierte que no hay liquidez para cumplir con esos compromisos y pagarles a los trabajadores, situación que calificó como “muy grave”.

“No contamos por el momento con liquidez para cumplir. Se ha solicitado a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público la ministración de estos recursos y se ha procedido a la venta de inmuebles de Ferrocarriles de México. La situación -es grave y apremiante, pues más allá de las responsabilidades en que incurrirían los servidores públicos involucrados, el Estado mexicano tiene una deuda social con los trabajadores de esos organismos”, reprocha

Advierte que también se deben “importantes cantidades a las empresas proveedoras del Indep, principalmente a las que resguardan las instalaciones (seguridad) y a las administración de almacenes donde se resguardan los objetos decomisados.

Explica que el pago de estos servicios se hace con los que se obtiene por las subastas pero como estas fueron suspendidas en gran parte del año por la pandemia de Covid, disminuyeron las subastas presenciales y no hay liquidez para saldar esos adeudos, por lo cual se está en renegociaciones con esas empresas para saldar esas deudas.

Jaime Cárdenas agradeció el apoyo recibido por el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, y por Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República, y al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a quien le desea lo mejor parabienes extensivos a nuestro país.