Este lunes reabrió el Centro Histórico con nuevas medidas sanitarias, luego de que la semana pasada los comerciantes y visitantes incumplieron con las previamente establecidas. Este lunes fueron instalados siete filtros sanitarios en Pino Suárez, 20 de Noviembre, Madero, 5 de Febrero, 5 de Mayo y 16 de Septiembre, informó la secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Rosa Icela Rodríguez quien indicó que éstos no serán fijos sino que se colocarán en distintos puntos.

En estos filtros se verifica que las personas porten cubrebocas y se les debe tomar la temperatura corporal para verificar que no tengan fiebre.

Además, se acordó con los comerciantes y empresarios la peatonalización de las calles para ganar espacio para la sana distancia, con excepción de Calle Bolívar, Isabel La Católica, República del Salvador, 20 de noviembre, Pino Suárez, Donceles, República de Uruguay, Manuel de la Peña y Peña, Belisario Domínguez y Venustiano Carranza.

Pese a ello, este lunes se realizaron distintas manifestaciones en la zona centro de la capital, algunas de ellas frente a Palacio Nacional y una marcha de mujeres que avanzó de la Coordinación Territorial Cuauhtémoc 6 al Zócalo capitalino.

Además, se invitó a las personas a que sólo acuda un miembro por familia, de preferencia respetando el esquema por apellido. Es decir que lunes, miércoles y viernes acudan las personas cuyo apellido inicia con alguna de las letras entre la A y la L.

Y los martes, jueves y sábados, acudan personas cuyo apellido inicie con alguna de las letras entre la M y la Z. Otra de las medidas contempló el cierre de las estaciones del Metro, Zócalo y Allende de la Línea 2 y Merced de la Línea 1, así como la reapertura de negocios por pares y nones.