La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), consideró que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), de nada servirá en el país, si no se generan los apoyos fiscales de los gobiernos federal, estatales y municipales que permitan sobrevivir a las empresas locales que sufren una grave crisis económica a consecuencia del COVID-19.

Este sindicato patronal reconoció que los nuevos acuerdos que sustituyeron el Tratado de Libre Comercio de América Latina (TLCAN), ayudan a México para seguir ofertando diversos productos, pero lamentablemente la crisis de la pandemia, ha obstaculizado el desarrollo de las empresas que operan en diversas entidades del país.

Ejemplificó que mientras en otros países se entregan incentivos fiscales, en México no existen estos apoyos, situación que provoca la pérdida de ocho empleos cada minuto en la República Mexicana.

“México pierde 8 empleos por minuto. Se pronostica una caída del PIB por arriba del 8%. Estas no son, sin duda, las condiciones propicias para que el T-MEC pueda servir de motor para la recuperación económica”.

La Coparmex insistió que el T-MEC habilita la inversión, pero no la activa, pues antes de la crisis del COVID-19, se viene registrando en México una desaceleración que provoca en un estancamiento en los datos que se registran en el Producto Interno Bruto (PIB).

Finalmente el sindicato patronal condenó que México saliera de la lista de las 25 economías más atractivas para la Inversión Extranjera Directa, elaborada por AT Kearney.