México reportó el domingo 4,050 nuevos contagios de coronavirus, llevando el total a 216,852 casos del nuevo virus surgido en China, según datos dados a conocer por autoridades de salud, que dijeron que la velocidad de la epidemia empieza a desacelerarse.

México está cumpliendo un mes de haber levantado un confinamiento de dos meses con el que buscó frenar la propagación del coronavirus y busca de regresar a una cierta normalidad.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dijo el sábado que la población no puede estar en aislamiento permanente y que es necesario regresar a cierta actividad, sobre todo por las personas que trabajan en la economía informal y deben buscar su sustento saliendo a la calle a trabajar, aunque reiteró que la epidemia no ha terminado.

México ocupa el séptimo lugar en número de muertes relacionadas con el coronavirus, según un recuento de Reuters, mientras América se ha vuelto el centro de la pandemia y concentra casi la mitad de todos los casos de COVID-19 en el mundo, de acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud (OPS).