El Gobierno de México a través del Consejo de Salubridad General determinó declarar la Emergencia Sanitaria por COVID-19 luego de confirmarse que en el país creció a mil 94 los casos positivos a la enfermedad y 28 defunciones por el virus.

Durante rueda de prensa, el canciller, Marcelo Ebrard informó que, como parte de esta declaratoria, el confinamiento de habitantes será obligatorio hasta el 30 de abril de 2020, para evitar que siga avanzando los contagios comunitarios.

En tanto el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell anunció siete medidas de distanciamiento social, siendo la principal la ampliación de once días más a la suspensión de labores.

Las medidas especiales se comenzarán a aplicar a partir del martes 31 de marzo, y estas consisten en:

Primera medida se extiende hasta el 30 de abril la suspensión de actividades no esenciales en sectores públicos, privados y social (antes estaba al 20 de abril), excepto actividades esenciales.

Segunda medida, no realizar reuniones o congregaciones de más de 50 personas (antes era de 100).

Tercera medida, detalló, es del 30 de marzo al 30 de abril resguardo domiciliario corresponsable.

Cuarta medida es el resguardo domiciliario corresponsable aplica de manera estricta a los mayores de 60 años, hipertensos, diabéticos, embarazadas, población vulnerable.

Cuarta medida, se precisa que el regreso a las actividades, después del 30 de abril será escalonado, destacó como quinta medida.

Sexta medida, se suspende levantamiento de censos/encuestas.

séptima es que las medidas deberán aplicarse con respeto a los derechos humanos.