Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, dijo que el marco legal mexicano contempla el uso de la fuerza para reforzar las medidas de salud pública ante la pandemia de COVID-19, por lo que lanzó un llamado enérgico a la población a mantenerse responsablemente en su casa para evitar la propagación del virus.

Agregó que a pesar de las medidas establecidas en la Jornada de Sana Distancia como la suspensión de clases y el trabajo a distancia, solo el 30 por ciento de los capitalinos se encuentra en su domicilio.

"Todas las posibilidades están en el marco legal de México, pero quisiéramos no llegar a ese punto porque además si llegamos a ese punto es porque es demasiado tarde entonces tenemos que actuar ya", sostuvo.

El funcionario federal destacó que "el sentimiento público es que se necesita hacer algo", pero ese algo lo tenemos que hacer todos, por lo que pidió que no esperemos a que nos venga del gobierno.

No es deseable en el manejo de la epidemia llegar a situaciones extremas como las que vemos en Europa donde se declara formalmente estados de excepción y se suspenden las garantías constitucionales y se usa la fuerza pública para reforzar las medidas de salud.

"No es deseable entonces hacemos un llamado enérgico a quedarnos en casa todos, es la mejor vía que voluntariamente conscientemente decidimos quedarnos en casa todas y todos", finalizó.