La semana pasada iniciaron actividades en la Cámara de Diputados y las integrantes de San Lázaro dieron el primer paso de impacto en las actividades legislativas del 2020, con la discusión y análisis del proyecto para reformar la Ley General de Salud para garantizar el derecho a la interrupción legal del embarazo.

Aunque la iniciativa se presentó en septiembre de 2019, fue hasta el pasado jueves que la Comisión de Igualdad Género aprobó su opinión favorable sobre la iniciativa presentada por el grupo parlamentario de Morena.

La iniciativa en materia de derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, propone modificar el artículo 61 de la Ley para que el Sistema Nacional de Salud implemente acciones para proceder a la interrupción del embarazo de forma gratuita en condiciones de calidad, siempre que la mujer lo solicite y se encuentre el embarazo antes de cumplirse doce semanas de gestación.

Las instituciones del sector salud deberán proceder a la interrupción del embarazo en un plazo no menor de cinco días naturales posteriores a la solicitud por escrito de la mujer.

Las modificaciones señalan que para proceder a la interrupción del embarazo las instituciones del sector salud deberán proveer a las mujeres interesadas asesoría médica acerca del procedimiento de interrupción y proporcionar información sobre otras opciones como la adopción o la asistencia social.

Los artículos transitorios de la propuesta establecen que la Secretaría de Salud deberá implementar en los 180 días posteriores a la publicación del decreto, un programa de transición para implementar la interrupción legal del embarazo en todo el país.

Asimismo señala que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público dispondrá de las partidas presupuestales necesarias para la implementación del programa de transición.

Durante el análisis de la propuesta en la Comisión de Igualdad de Género se propusieron diversas modificaciones para que las instituciones de salud tengan personal no objetor de conciencia con el objetivo de llevar a cabo este procedimiento.

Los integrantes del PAN y Partido Encuentro Social se opusieron al avance de la iniciativa que será analizada en el seno de la Comisión de Salud, aunque diversas diputadas integrantes de Morena, PRD, PT y el PRI afirmaron que apoyarán su aprobación.