A tres meses de que entre en vigor la legislación para que los bancos apliquen controles biométricos en sus sucursales a fin de verificar la identidad de sus clientes, las principales instituciones financieras muestran avances con la instalación de lectores de huellas dactilares y, en otros casos, ya que aplican controles de voz e incluso lectores de rostro a través de sus aplicaciones móviles.

En marzo próximo vence el plazo fijado por la Comisión Nacional Bancaria de Valores (CNBV) para que los bancos en México operen con este tipo de tecnología, con el fin de reducir el fraude de suplantación de identidad, que al primer semestre de 2019 tuvo 45 mil 539 quejas en operaciones bancarias, con un total de 627 millones 645 mil pesos reclamado por los clientes afectados, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defena de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef).

Las firmas financieras que concentran el negocio bancario dieron a conocer algunos de los avances que registran en sus sucursales, esto según una consulta de El Universal.

En un principio se busca que a partir de obtener al menos seis huellas dactilares de sus clientes, los bancos puedan cotejarlas con la base de datos del Instituto Nacional Electoral (INE) para garantiar la identidad de sus usuarios y dsminuir el rieso de fraudes.

Se espera que esta semana Santander México haga un anunció sobre la aplicación de controles biométricos; en tanto Banorte continúa con el proceso para cumplir con la legislación.

BBVA realiza algunos controles biométricos en su sucursales y, en contraste, se spera que las instituciones medianas lleguen presionadas al plazo establecido.

Nota completa AQUI.