La mañana de este domingo, el hashtag #LopezRacista se colocó en la parte alta de las tendencias debido a un comentario que realizó el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) durante su gira de trabajo por Nayarit.

AMLO indicó que, con la llegada de su administración, a los adultos mayores se les ha duplicado la pensión alimenticia que reciben de manera bimestral.

“Fíjense lo que hemos hecho en un año, los adultos mayores están recibiendo, no mil 160 pesos, 2 mil 550 pesos (…) los mestizos desde los 68 años, los indígenas desde los 65 años”, comentó el mandatario ante los presentes.

Por estas palabras, algunas personas en redes sociales acusaron de racismo al presidente por supuestamente dar mayores beneficios a las personas pertenecientes a los pueblos originarios.

“Sólo un gobierno profundamente racista repartiría un programa social midiendo la ayuda de acuerdo a la raza de las personas. Esta aberración no se hacía desde que Hitler gobernaba en Alemania”, tuiteó el senador panista Julen Rementería.

Quien salió a la defensa del presidente fue Gerardo Ezquivel, subgobernador del Banco de México y amigo cercano de AMLO, quien dijo que el racismo no está en los programas sociales, sino en las condiciones socioeconómicas que hicieron necesarios estos apoyos económicos.

De acuerdo con Ezquivel, el 38 por ciento de la población indígena vive en condiciones de extrema pobreza, una condición cuatro veces más alta que en la población en general.

Desde inicios de su administración, el presidente AMLO explicó que las personas indígenas recibirían la pensión de adultos mayores desde los 65 años de edad, pues se trata de un grupo en vulnerabilidad y su esperanza de vida es menor.

El presidente López Obrador ha señalado que su gobierno tiene como prioridad el apoyo a las poblaciones indígenas y a mujeres, así como personas con alguna discapacidad.