Los bloqueos en la Cámara de Diputados por parte de unos 10 mil manifestantes de ocho grupos impidieron ayer a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública dictaminar el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020, poniendo a contrarreloj a los legisladores porque el plazo para discutirlo y votarlo en la comisión y luego en el Pleno vence mañana.

La comisión, encabezada por el diputado Alfonso Ramírez Cuéllar, había citado a sus integrantes para ayer a las 17 horas en San Lázaro, pero desde el pasado lunes todos los accesos a la Cámara están bloqueados, principalmente por grupos campesinos y ganaderos que piden más recursos para el próximo año. Se dieron cita hoy a las 18 horas, pero sin fijar sede porque reconocieron que no saben si el edificio será liberado o tendrían que buscar una sede alterna.

Sin embargo, el legislador morenista fue optimista señalando que “vamos bien” en el avance del dictamen del PEF, aunque no tienen sede fija pata trabajar ni tampoco tienen claro si podrán hacer reasignaciones para atender las demandas de los diversos grupos que protestan, cuyos montos rebasan los 200 mil millones de pesos.

“Estamos integrando todo el proceso de reasignaciones. Entonces es una situación difícil; como ustedes saben, los recursos adicionales de la Ley de Ingresos sumaron 11 mil millones de pesos. Ya después de toda la distribución a partir de la Ley de Coordinación Fiscal, se tienen solamente disponibles de ahí 3 mil 800 millones de pesos, entonces todo lo que estamos integrado y buscando pues son procesos de reasignación que todavía no hemos terminado”, reconoció el legislador en entrevista.

Ramírez Cuéllar fue entrevistado desde el Hotel Riazor, instalaciones que la Junta de Coordinación Política (Jucopo) y la Mesa Directiva de la Cámara improvisaron como sede alterna de trabajo, ubicado a dos kilómetros del recinto legislativo de San Lázaro. En dicho lugar recibieron a más representantes de los grupos protestantes.

Cabe recordar que el pasado miércoles los legisladores sí alcanzaron un entendimiento con los alcaldes al comprometerse, entre otros puntos, a dar mil millones de pesos más al Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), para dejarlo en 4 mil millones; el mismo día, 16 organizaciones de productores agropecuarios les entregaron una propuesta de incremento al sector equivalente a 24 mil millones de pesos.

Ayer, la reunión fue con grupos ganaderos de todo el país encabezados por el diputado morenista Eraclio Rodríguez Gómez. En su propuesta solicitan 2 mil millones de pesos más para el sector.

Eraclio sugirió recortar al Programa Sembrando Vida, que recibirá 25 mil millones de pesos, pero Mario Delgado Carrillo, líder de Morena, lo rechazó; dijo que “no se va a tocar el programa”.