A petición del presidente Andrés Manuel López Obrador, el canciller Marcelo Ebrard se trasladó a Sonora para inspeccionar la zona donde ocurrió el ataque contra la familia LeBarón que dejó nueve niños muertos.

Ahí, indicó que la instrucción del presidente es coadyuvar y actuar para que se haga justicia: “En mi caso, estoy en comunicación con las autoridades norteamericanas desde ayer y, como usted sabe, hubo una llamada entre el presidente Trump y el presidente López Obrador en muy buenos términos, por fortuna ellos tienen muy buena relación, muy buena comunicación”, dijo.

Explicó que debido a que el caso involucra a ciudadanos estadounidenses, han intercambiado información sobre el tema con ese país, pero acotó que la FGR determinará qué tipo de ayuda requeriría del FBI, dependencia de Estados Unidos que ofreció ayuda para esclarecer el caso.

”Hay un convenio de cooperación, en este caso lo lleva la Fiscalía General de la República, porque así está establecido en los acuerdos entre ambos países. Ya determinará la Fiscalía qué tipo de participación requiere por parte del FBI. Por ahora, lo que se está haciendo es compartirles la información, porque eso siempre lo hacemos, es un protocolo entre ambos países cuando se trata de ciudadanos de uno u otro país en el territorio del otro", explicó.

A la par, Marcelo Ebrard rechazó que el ataque a los ciudadanos mexicano-estadounidenses afecte las relaciones con el gobierno de Donald Trump.

“No diría yo eso, más bien estamos actuando de común acuerdo. Cuando tienes un aliado realmente lo sabes, cuando tienes un momento difícil y nosotros hemos atravesado momentos difíciles y Estados Unidos nos ha respaldado a lo largo de los años. En este caso tenemos que actuar juntos”, comentó.

Acompañado del secretario de Marina, José Rafael Ojeda; el titular de la Coordinación de Métodos de Investigación de la Fiscalía General de la República, Felipe de Jesús Gallo Gutiérrez; y el jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional, Homero Mendoza Ruiz, el titular de la SRE señaló que hasta el momento se desconocen las causas del ataque a los integrantes de la familia LeBarón.