Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, juez de control del Reclusorio Preventivo Sur, dictó prisión preventiva justificada a Rosario Robles Berlanga, tras vincularla a proceso por dos delitos de ejercicio indebido del servicio público, uno cometido cuando se desempeñó como titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y otro cuando encabezó la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Por lo anterior, la ex colaboradora del presidente Enrique Peña Nieto, se quedará recluida en el penal femenil de Santa Martha Acatitla. 

De acuerdo con información difundida por agencias de noticias,  el juez desestimó el hecho de que Robles hay aclamado seguir su proceso en libertad. De hecho se menciona que la exfuncionaria, "al borde del llanto" pidió al magistrado que tomar en cuenta su disposición de comparecer a la audiencia de vinculación del proceso que se celebró el jueves y su continuación el lunes, la cual se prolongó por 11 horas.

EPN Y MEADE SABÍAN DE ANOMALÍAS, DICE DEFENSA

Ayer, como parte de esta audiencia, Robles Berlanga aseguró que sí informó, a través de la línea roja, al entonces presidente, sobre las supuestas irregularidades detectadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

En una entrevista realizada por su defensa y presentada como dato durante la audiencia de ayer, se detalló también que Robles Berlanga informó al titular del Ejecutivo federal en giras de trabajo o durante las reuniones de gabinete.

"Sí le puso en conocimiento al titular del Poder Ejecutivo federal, a través de la red federal (línea roja). También la forma de comunicación era a través de las reuniones de gabinete. Carece de todo sustento que se diga que Rosario Robles Berlanga no informó a su superior jerárquico sobre estas presuntas irregularidades”, señaló la defensa.

El excandidato presidencial José Antonio Meade también salió raspado durante la audiencia de ayer sobre las investigaciones realizadas a Rosario Robles, pues uno de los puntos torales del abogado de la exsecretaria de Estado para intentar derribar los argumentos e imputaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) fue que cuando la ASF informó sobre los supuestos contratos irregulares en la Sedesol, su defendida ya no era titular de dicha dependencia, por lo que la omisión de la que se le acusa no recaería sobre ella.

(Con información de El Financiero y Excélsior)