La inseguridad en la Ciudad de México no solamente es por el incremento en el número de homicidios dolosos, sino por el alza, en lo que va de la gestión de Claudia Sheinbaum, de la incidencia de 16 de los 20 delitos que más impactan a la sociedad.

Cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad (SESNSP) revelan dicho incremento en el periodo diciembre de 2018 a mayo de 2019, contra el mismo lapso inmediato anterior.

Un análisis hecho por El Financiero permitió identificar que entre los ilícitos que están al alza están los de mayor impacto social, como el homicidio doloso, el secuestro, la extorsión y el robo de vehículo.

Pero también están delitos que pegan a las personas con mayores carencias económicas, como el robo a transeúnte en la vía pública o en espacios abiertos, o el robo en el transporte público de la Ciudad de México.

Según las cifras, el homicidio doloso subió 39 por ciento. Y es que en el periodo diciembre de 2017 a mayo 2108 se iniciaron 575 expedientes, y un año después, en el lapso de diciembre de 2018 a mayo 2019, fueron 797.

En el mismo periodo, el secuestro tuvo un incremento de 209 por ciento, al pasar de 11 a 34 expedientes iniciados; y la extorsión subió un 87 por ciento, al pasar 238 a 444 expedientes.

Mientras que el robo de vehículos, en el cual se incluye los casos cometidos con violencia como aquellos registrados sin violencia, tuvo un alza de 45 por ciento, ya que pasó de cuatro mil 929 a 7 mil 165 carpetas de investigación.

También se incrementó la incidencia en otras seis modalidades de robo, entre ellas en transporte público colectivo, que subió 185 por ciento al pasar de mil 503 expedientes iniciados a cuatro mil 282.

La modalidad de robo a transeúnte subió 127 por ciento, pasó de cuatro mil 337 a 9 mil 857 expedientes; el robo a transeúnte en espacio abierto tuvo un alza 62 por ciento, ya que pasó de 221 a 357 expedientes.

El robo a transportistas se disparó en 88 por ciento y pasó de 34 a 64 carpetas de investigación; el robo en transporte público individual creció 77 por ciento, ya que pasó de mil 316 a 2 mil 328 casos.

Igualmente, el robo a negocio creció en 47 por ciento, al pasar de ocho mil 184 a 12 mil 30 casos; y la violación equiparada subió 658 por ciento, al pasar de 15 a 116 casos.

La incidencia en el delito de acoso sexual se disparó 199 por ciento; la corrupción de menores 141 por ciento; el despojó y narcomenudeo 18 por ciento, y la violencia familiar, 16 por ciento.

El robo a casa habitación y lesiones dolosas son los delitos que mantuvieron su nivel. El primero pasó de tres mil 587 a tres mil 97; y el segundo de tres mil 326 a tres mil 297. Mientras que los ilícitos que registraron disminución son el incumplimiento de obligaciones, con 11 por ciento, y feminicidio, con 32 por ciento.