El sacerdote Francisco Javier “N” fue vinculado a proceso por el homicidio de Hugo Leonardo Avendaño. Fue la tarde de este lunes  cuando un juez de control vinculó a proceso al sacerdote, señalado como presunto responsable de la muerte del estudiante de la Universidad Intercontinental.

El sacerdote se encuentra bajo la medida de prisión preventiva desde el pasado 20 de junio por su probable participación en el homicidio de Leonardo, quien además era diácono de la parroquia Cristo Salvador de la Alcaldía Tlalpan.

La vinculación a proceso se dio durante la audiencia celebrada este lunes en las instalaciones del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México.

El juez ordenó la vinculación a proceso al considerar que la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México aportó los elementos suficientes para acreditar la responsabilidad del sacerdote en la muerte del diácono.

La PGJ-CdMx cuenta con tres meses para concluir el cierre del plazo de investigación complementaria.

Anteriormente, durante la primera audiencia de desahogo de pruebas, la PGJ-CdMx presentó las pruebas que implicarían al sacerdote en el crimen del joven de 29 años.

Las pruebas corresponden a imágenes de las cámaras de videovigilancia, análisis de mensajes telefónicos, pruebas periciales y de necropsia, mismas que fueron anunciadas por la titular de la Procuraduría, Ernestina Godoy Ramos, en un mensaje a medios.

Tras valorar las pruebas, el juez de control calificó como legal la detención y dictó prisión preventiva oficiosa a Francisco Javier “N”, y determinó su traslado al Reclusorio Preventivo Varonil Oriente.