El Consejo Técnico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), anunció hoy que Germán Martínez Cázares renunció a la Dirección General del Instituto.

Marínez Cázares dejó el cargo mediante una carta dirigida al Consejo donde resaltó que "algunos funcionarios de la Secretaría Hacienda tienen una injerencia perniciosa en el IMSS y ponen en riesgo la vocación igualitaria, de justicia y, concretamente, de prestación de servicios de salud que tiene el Seguro Social".

El exdirector expone en una extensa carta las razones por la cuales tomó su decisión, pero al final afirma: "soy consciente de los límites y de mis límites, puedo equivocarme, pero soy decente y tengo vergüenza pública, y con serenidad de ánimo, presento, en este momento, mi renuncia al cargo de Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social".

Abunda en que las acciones de algunos funcionarios de la Secretaría de Hacienda a en el IMSS son de carácter neoliberal, algo que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que acabaría con el inicio de la 4T.

"Claro que el IMSS se debe transformar, como lo ordena el Presidente. En el IMSS no se desobedece al Presidente. Sólo creo que el eje de su reforma deben ser las personas que se atienden en el IMSS, y no los funcionarios que trabajan en el IMSS. Se requiere una gran reforma LEGAL, y no una pequeña reforma REGLAMENTARIA. La cuarta transformación no son cambios burocráticos, sino revolución cultural", escribió.

Más adelante, el exfuncionario acusa que los funcionarios de Hacienda no quieren dialogar con el IMSS,  sino que quieren imponer. Y pone cuatro ejemplos de ello:

"1.- Para cumplir con las instrucciones de austeridad y disciplina del gasto, ordenadas por el Presidente, suscribí y entregué el 14 de diciembre de 2018, el oficio No. 09 52 170500/124, solicitando criterios específicos de control presupuestario conforme al marco jurídico aplicable del IMSS. Jamás se respondió el escrito.

2.- Para autorizar las contrataciones de personal con las que operan para el ejercicio fiscal 2019, y el participar en el Rediseño de la Estructura Organizacional, dirigí otro oficio, el No. 09 52 170500/079 de fecha 29 de marzo de 2019, que tampoco jamás se respondió.

3.- Además, el IMSS entregó, vía correo electrónico, a Hacienda, el 7 de febrero pasado, objetivos, estrategias, indicadores y líneas de acción puntuales para incluirlos en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, que los funcionarios de Hacienda simplemente omitieron.   
   
4.- Por último, como lo comenté en la sesión pasada de este Consejo Técnico, tenía concertada una cita el 2 de mayo pasado para resolver, en definitiva, la situación del IMSS, y se me canceló de última hora, sin explicación".

En el texto, Cázares reconoce que "la calidad y eficacia en muchos servicios del IMSS dejan mucho que desear, y que el Instituto Mexicano del Seguro Social tiene retos, desafíos, extravíos y una enorme corrupción", pero además, destaca que es el único instituto a nivel mundial que da servicios médicos ilimitados sin que sus prestaciones impacten en el salario. 

Asegura que si bien el Instituto necesita una reforma, debe ser para acoplarlo a un sistema universal de salud que atienda factores sociales que afectan a los mexicanos, y no de una renovación ficticia.

"Para mantener ese nivel de gasto es indispensable esa labor tributaria eficiente y justa, que debería ser apoyada con todas las medidas administrativas, el personal necesario de tiempo determinado para realizar notificaciones, certificaciones, cálculos y cobranza." Continúa: "Se han despedido trabajadores eventuales, con las disposiciones de Hacienda, cuando muchos de ellos podrían estar incluidos en el programa prioritario de Jóvenes construyendo el futuro".

Sobre la reforma que necesita el IMSS dice que ésta debería cuidar de los empleados que sufren el llamado "outsourcing" para impedir así el desamparo social, "porque cuando vuelven (los afortunados de volver a gozar de un empleo) su atención médica es más difícil, y el costo para el IMSS es más gravoso en términos económicos".

Finalmente, critica a los funcionarios de Hacienda al señalar que no existen  iniciativas "para dar seguridad social permanente a todos los jornaleros del campo, a los repartidores de comida o choferes, ni a los trabajadores de la construcción, como sí hicimos con las trabajadoras del hogar, motivo y orgullo del IMSS lopezobradorista".

"Señores miembros del Consejo Técnico del IMSS, con absoluta paz y en ánimo de construir y no de destruir, Ustedes saben que podría vetar las decisiones del Consejo, como me autoriza el artículo 269 de la Ley del IMSS, pero los niños que padecen cáncer y esperan su tratamiento, quienes viven a la espera insulina, las poblaciones de la diversidad sexual que reclaman antirretrovirales, y los millones de enfermos que se atienden en nuestras clínicas y hospitales, no merecen ni un minuto de rebatingas de poder. El Presidente de México necesita nuestro apoyo, no nuestras disputas", concluye.

Carta completa AQUÍ.