El presidente argentino Alberto Fernández informó que dio positivo por coronavirus en una prueba inicial de antígenos y que permanece aislado con síntomas leves, a pesar de haber sido vacunado el 21 de enero con la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V y días después recibió la segunda. 

“Quería contarles que al terminar el día de hoy (viernes 2 de abril), luego de presentar un registro de fiebre de 37.3 y un leve dolor de cabeza, me realicé un test de antígenos cuyo resultado fue positivo”. Espera la confirmación de una prueba de PCR.

Fernández dijo que se encuentra “físicamente bien” y señaló que ha contactado a las personas que vio en las últimas 48 horas “para evaluar si constituyen un contacto estrecho” y que, de esta manera, cumplan con el correspondiente aislamiento.

Por su parte  el instituto Gamaleya, a cargo de la vacuna rusa, reaccionó rápidamente vía Twitter lamentando la noticia, y destacó que la “Sputnik V es 91,6% efectiva contra la infección y 100% efectiva contra los casos graves. Si la infección es confirmada y ocurre, la vacunación asegura una rápida recuperación sin síntomas severos. Le deseamos una pronta recuperación”.

El rebrote

El contagio del mandatario se da en medio de un rebrote de casos en Argentina y en momentos en que el país sudamericano endureció las restricciones fronterizas. La nación de unos 45 millones de personas ha registrado casi 2,4 millones de infecciones, con 56.000 muertes. Ha administrado más de 4 millones de dosis de vacuna contra la enfermedad.

En Argentina, menos del 0,2% de las personas vacunadas con primera o segunda dosis fueron notificadas como casos de COVID-19, transcurridos al menos 14 días después de la primera dosis, según datos del Sistema Nacional de Vigilancia en Salud (SNVS) y del Registro Federal de Vacunación Normalizado (Nomivac) del ministerio de Salud argentino con fecha del 26 de marzo.

Argentina reporta 15 fallecidos entre personas de 61 y 94 años después de recibir una primera dosis y ninguno por el momento tras recibir las dos.

De 2,824.344 personas que recibieron una primera dosis de la vacuna, 4.212 se notificaron como casos de COVID-19 (0,15%) después de 14 días. De los 650.071 que recibieron dos dosis, 1.003 enfermaron (0,15%) en el rango de 14 días posteriores.

“Es evidente que la pandemia no pasó y debemos seguir cuidándonos”, añadió Fernández en sus redes sociales.

Varios líderes de América Latina le desearon pronta recuperación al gobernante argentino, entre ellos el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, “Tienes mucha fortaleza y la mayoría de los argentinos te está transmitiendo buenas vibras porque te quiere, como nosotros. Amigo y presidente de Argentina: deseo que te recuperes pronto”, comentó.

Presidente Fernández “le deseo una pronta y completa recuperación del COVID-19 y envío un cariñoso saludo al gran pueblo argentino”, tuiteó el mandatario chileno Sebastián Piñera. “Con unidad, colaboración y resiliencia superaremos esta pandemia y reemprenderemos camino del progreso y bienestar de Chile y Argentina”, agregó.

Por su lado, el expresidente de Bolivia, Evo Morales, le envió un mensaje de aliento a Fernández. “Estamos seguros de que pronto superarás esta prueba con el cuidado y cariño del pueblo argentino. Acompañamos tu recuperación con nuestros mejores deseos de fortaleza y sanidad. Un abrazo revolucionario desde #Bolivia”, tuiteó Morales.

También el presidente de Paraguay, Mario Abdo, y de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez se sumaron a los buenos deseos.


F. AP News