Nueva Zelanda se convirtió en el primer país en autorizar mediante un referéndum la eutanasia este viernes 30 de octubre.

La nueva “Ley de elección al final de la vida”, que entrará en vigor a partir del 6 de noviembre de 2021, permitirá que las personas con enfermedades terminales tengan la oportunidad de elegir la muerte asistida.

A partir de esta fecha será legal que los médicos administren una droga letal a los adultos con diagnósticos terminales de 6 meses de vida siempre y cuando el paciente lo solicite de forma consciente y voluntaria.

La aprobación de la ley provocará una “nueva Zelanda más amable, más compasiva y una sociedad más humana”, puesto que miles de habitantes que se enfrentan a la muerte “podrán elegir con dignidad, control y autonomía sobre sus propios cuerpos bajo la protección de la ley”, mencionó el funcionario Matt Vickers quien propuso la iniciativa de ley luego de que su esposa, la diputada Lecretia Seales, falleciera hace cinco años a causa de una enfermedad terminal.

En contraste, un grupo de oposición mencionó que el referéndum de legalización de la muerte asistida contradicen las acciones de prevención del suicidio que se realizan en el país.

Aunque la eutanasia es legal en otros países como Holanda, el primer país en aprobarla en 2002, Nueva Zelanda es el primero en darle legalidad a través de un referendo.

Otros países que han despenalizado la eutanasia o el suicidio asistido son Alemania Bélgica, Colombia, Luxemburgo, algunos estados de Australia y EUA.

Con información de EFE y BBC.