Los ecuatorianos Waldramina Quinteros Quintero, de 104 años, y Julio César Mora, de 110 años, fueron nombrados en agosto pasado “el matrimonio más longevo del mundo”, según el Guinness Records, al cumplir 79 años de casados.

Sin embargo, la semana pasada se dio a conocer que Julio César había fallecido. Waldramina y Julio César se conocieron gracias a que una prima del cuñado de ella los presentara. Al principio, recuerdan en una entrevista publicada en LAD Bible, tuvieron una relación difícil porque ninguna de sus dos familias aprobaba que estuvieran juntos. Fue el 7 de febrero de 1941 cuando Waldramina, nacida el 16 de octubre de 1915, y Julio César, nacido el 10 de marzo de 1910, decidieron casarse en la iglesia de Belén, la iglesia más antigua de Quito, solos, sin la presencia de sus familiares.

Durante su matrimonio, tuvieron cinco hijos, de los cuales les sobreviven cuatro, 11 nietos, 21 bisnietos y nueve bis bisnietos. “El amor y la madurez que tuvimos desde el principio de nuestro matrimonio nos permitió conocernos uno al otro y crecer emocionalmente para definir nuestro futuro”, dijo Waldramina en la misma charla.

“No fue sencillo porque nuestras familias no tenían una buena relación, pero con el tiempo y paciencia pudimos unirlos y convertirnos en un ejemplo para las generaciones más jóvenes”. Según declaró la pareja después de recibir el reconocimiento del matrimonio más duradero del mundo por el libro de los Récord Guiness, existe una fórmula secreta para ser una pareja larga y duradera: “El amor, la madurez y el respeto mutuo”.