El socialista Luis Arce, el candidato respaldado por el exmandatario Evo Morales, se impuso el domingo en las elecciones presidenciales de Bolivia por una diferencia suficiente para evitar un balotaje con su rival conservador Carlos Mesa, según un sondeo a boca de urna difundido por medios locales.

El Movimiento Al Socialismo (MAS) de Arce habría obtenido el 52,4% de los votos frente al 31,5% de Comunidad Ciudadana (CC), el partido de Mesa, de acuerdo con el conteo rápido de la encuestadora Ciesmori para medios privados de Bolivia.

“Hemos recuperado la democracia y, sobretodo, los bolivianos hemos recuperado la esperanza”, dijo Arce en una breve conferencia de prensa en La Paz en la madrugada del lunes.

Pese a los temores de disturbios por la profunda polarización de la sociedad boliviana, la votación se realizó en un clima tenso pero sin violencia. El lunes, La Paz -sede del Gobierno- amaneció en tranquilidad.

Las elecciones, que se postergaron varias veces este año por la pandemia del coronavirus, fueron la reedición de los comicios de octubre de 2019, anulados por acusaciones de fraude contra Morales, quien ganó y pretendía extender su mandato hasta 2025.

Morales debió dejar el país y asilarse en Argentina, mientras que la conservadora Jeanine Añez -quien amagó con presentarse como candidata presidencial- asumió el Gobierno provisional.

“Vamos a trabajar para todos los bolivianos, vamos a construir un Gobierno de unidad nacional, vamos a construir la unidad de nuestro país”, añadió el candidato del MAS.

Arce fue ministro de Economía durante 12 años en el Gobierno de Morales (2006-2019) y su destacado trabajo lo llevó a ser considerado por algunos como el padre del llamado “milagro económico” boliviano.

Para ganar definitivamente la elección presidencial, un candidato necesita al menos el 40% de los votos y una diferencia de al menos 10 puntos porcentuales sobre su inmediato seguidor.

“Aún no tenemos cómputo oficial, pero por los datos con los que contamos, el Sr. Arce y el Sr. (David) Choquehuanca han ganado la elección. Felicito a los ganadores y les pido gobernar pensando en Bolivia y en la democracia”, escribió la presidenta Añez en su cuenta en Twitter.

El tribunal electoral debe anunciar el resultado oficial en un plazo máximo de siete días. Con el 16% de las actas computadas, el escrutinio oficial mostraba el lunes a Mesa con el 44% de los votos y a Arce con el 34,6%.