El principal detenido por el ataque con cuchillo del viernes 25 de septiembre en el que dos personas fueron gravemente heridas fuera de la antigua sede del semanario 'Charlie Hebdo' habría declarado que se trató de un atentado contra la revista. Otras seis personas cercanas a él han sido detenidas.

El joven de 18 años detenido el 25 de septiembre como presunto autor del atentado que se produjo en París durante esa misma jornada y que dejó heridos de gravedad a dos periodistas de la agencia audiovisual 'Premières Lignes', declaró ante los responsables de la investigación que su intención había sido atacar a 'Charlie Hebdo'.

Así lo informaron fuentes policiales a la agencia de noticias Reuters, así como a varios medios de comunicación locales. De acuerdo con estas informaciones, el joven aseguró que su intención era atentar contra la revista satírica, cuya antigua sede se había situado en el lugar de los hechos.

El detenido también habría confesado haber realizado el ataque por el hecho de que 'Charlie Hebdo' hubiera vuelto a publicar las caricaturas satíricas del profeta Mahoma por las que la revista fue víctima de un ataque terrorista en enero de 2015 en el que 12 personas murieron a manos de los hermanos Chérif y Said Kouachi, abatidos dos días después por la policía durante una persecución.

Sin embargo, tras el atentado de 2015, la revista cambió su sede y se trasladó a otra dirección por motivos de seguridad. Tras ello, ahora en el edificio se encuentran las oficinas de la sociedad de producción 'Premières Lignes', en la que trabajan los dos periodistas heridos en el ataque del viernes.

'Charlie Hebdo' cataloga los actos como "fanatismo"

Horas después de conocerse la noticia, 'Charlie Hebdo' expresó "su apoyo y su solidaridad" con los dos periodistas heridos, así como con 'Premières Lignes', compañía con la que compartieron instalaciones hasta 2015.

La dirección de la revista también rechazó lo ocurrido y aseguró que "este episodio trágico demuestra una vez más que el fanatismo, la intolerancia (...) siguen estando tan presentes en la sociedad francesa. Esos hechos, lejos de atemorizarnos, deben hacernos todavía más combativos en la defensa de nuestros valores".
Además del presunto autor del crimen, las autoridades han detenido a otros seis hombres paquistaníes sobre quienes se busca esclarecer si fueron cómplices de los ataques. Cinco de ellos vivían con el principal detenido en la ciudad de Pantín, cercana a París, mientras con el sexto habían compartido vivienda anteriormente.

El ataque producido el viernes tuvo lugar en un momento en que se lleva a cabo el juicio por los ataques de 2015 en el Tribunal de París en el que 14 personas están siendo juzgadas. El proceso comenzó el pasado 2 de septiembre y está previsto que dure hasta el próximo 10 de noviembre.